Venezuela quiere ayuda como país receptor de emigrantes

Por CLAUDIA TORRENS
El canciller venezolano Jorge Arreaza escucha una presentación durante una sesión del Consejo de Derechos Humanos en la sede europea de las Naciones Unidas en Ginebra el 10 de septiembre del 2018. Arreaza dijo que Venezuela piensa asistir a una reunión en la que se pedirá ayuda para los países que recibieron a los venezolanos que emigraron en medio de la crisis que vive su nación. Afirmó que si van a ayudar a los países receptores, deberían tomar en cuenta a Venezuela, que recibió a millones de colombianos. (Salvatore Di Nolfi/Keystone via AP)

NACIONES UNIDAS (AP) — La reunión convocada para crear un fondo de ayuda a las naciones que están recibiendo a los venezolanos que se van de su país en medio de una gran crisis económica podría tener un convidado de piedra: la misma Venezuela, que se propone reclamar una compensación por los millones de latinoamericanos que recibió a lo largo de los años, sobre todo colombianos.

El canciller de Venezuela Jorge Arreaza dijo el lunes que planea participar en la reunión esta semana en la ONU, organizada por Colombia. El objetivo del encuentro es establecer las bases de un fondo de ayuda para países receptores de migrantes venezolanos.

El presidente de Colombia Iván Duque, no obstante, dejó en entredicho la presencia de Venezuela en la reunión.

“Yo quiero ser muy claro en esto: Lo que hay en Venezuela es una dictadura y lo que vamos tener acá es un foro donde van a participar los países que defendemos la democracia y queremos la libertad para Venezuela”, declaró en rueda de prensa cuando se le preguntó al caer la noche si Venezuela estaba invitada a la reunión.

El canciller de Venezuela, sin embargo, dijo que planea ir al encuentro y pedir al menos unos 500 millones de dólares para financiar la repatriación de venezolanos.

“Nosotros tenemos planes de asistir a esa reunión y aprovechar el contexto”, dijo Arreaza a los medios de comunicación en la entrada a Naciones Unidas.

“Y también, porqué no, entonces, si se trata de eso, pedir recursos para indemnizar a Venezuela por la inversión que ha tenido que hacer para recibir a por lo menos seis millones de latinoamericanos de los cuales por lo menos 4,5 son colombianos, en nuestro país”, agregó el canciller.

Más de 1,6 millón de venezolanos han salido de su país desde inicios de 2015 debido a la compleja crisis económica que sufre Venezuela. Un 90% de ellos se ha quedado en Sudamérica, según cifras de Naciones Unidas.

Millones de colombianos se fueron de su país a Venezuela durante décadas de violencia. Muchos han regresado debido a la actual crisis venezolana, pero no sabe cuántos a ciencia cierta.

Arreaza rechazó el lunes el concepto de que otros países culpen a Venezuela de la masiva salida de venezolanos.

“Imagínese que nosotros utilizáramos el argumento de la migración colombiana para agredir a Colombia o para denunciarla ante los entes internacionales”, indicó.

Se supone que cancilleres de varios países latinoamericanos, además de agencias de Naciones Unidas, participarán en el encuentro, que tendría lugar el martes y será iniciado por el presidente colombiano Iván Duque y el vicepresidente estadounidense Mike Pence.

Arreaza destacó que el encuentro le servirá “para poner los puntos sobre las íes y entonces que sea Venezuela la que reciba los recursos para poner en orden el tema migratorio”.

En diciembre del 2016 la canciller venezolana de entonces y hoy vicepresidenta, Delcy Rodríguez, intentó acceder a una reunión de Mercosur en Buenos Aires a la que no estaba invitada Venezuela. El personal de seguridad se lo impidió.

Por otro lado, se espera que el martes varios cancilleres latinoamericanos mantenga otro encuentro para presentar una carta que elevaría a la Corte Penal Internacional denuncias contra Maduro por crímenes de lesa humanidad.