Venezuela: Piden amnistía general para "políticos"

CARACAS, Venezuela (AP) — La oposición entregó el viernes al gobierno los casos de 125 detenidos y personas que se autoexiliaron para que sean incluidos en un posible proceso de amnistía general.

Los casos de 80 personas que se fueron al exterior para evitar lo que en su opinión constituye una persecución política, así como los de 45 llamados "presos políticos", fueron consignados en la vicepresidencia para que sean incluidos en un posible proceso de amnistía general, anunció el viernes el diputado opositor Edgar Zambrano.

Zambrano indicó que en el despacho del vicepresidente, Nicolás Maduro, fueron entregadas seis carpetas con información de los 125 casos y los mecanismos de resolución que podrían aplicarse para cada uno de los detenidos y exiliados.

El congresista dijo a la AP, en entrevista telefónica, que el Ejecutivo no requiere en este momento de una ley de amnistía para solventar la situación de estas personas debido a que todo puede resolverse por la vía del "indulto procesal", una "medida humanitaria" o una medida sustitutiva de la pena.

"Todo está a tenor de las facultades que tiene el presidente de la República desde el punto de vista constitucional", agregó.

Zambrano admitió que las complicaciones de salud que ha enfrentado el presidente Hugo Chávez desde inicios de mes debido a la reaparición del cáncer han afectado el proceso de amnistía, pero dijo que confía en una pronta respuesta del gobierno.

El congresista también presentó este mes los casos de los detenidos y exiliados en la Fiscalía General, la Defensoría del Pueblo y el Tribunal Supremo de Justicia.

Entre los casos que fueron consignados en la vicepresidencia figuran: el empresario Pedro Carmona, que asumió el gobierno durante el fallido golpe de abril del 2002 y que vive en Colombia desde ese año tras recibir asilo; un grupo de militares que se rebeló contra el gobierno en el 2002; un grupo de ex policías y comisarios detenidos desde hace más de nueve años, y la jueza María Lourdes Afiuni, que está bajo arresto domiciliario.

Afiuni fue encarcelada en el 2009 por ordenar la libertad provisional del ex banquero Eligio Cedeño, que estuvo preso durante casi tres años a la espera de un juicio por un caso de entrega irregular de dólares a una empresa de computación.

Al obtener la libertad provisional, Cedeño, quien asegura ser un "perseguido político" del gobierno de Chávez, huyó del país y pidió asilo en Estados Unidos.

Otros caso es el de Manuel Rosales, ex alcalde de la ciudad occidental de Maracaibo y ex candidato presidencial, quien tras ser acusado de corrupción huyó del país en el 2009 y se fue a Perú, donde le otorgaron asilo.

El gobierno niega que existan perseguidos políticos, alegando que muchos de los exiliados abandonaron Venezuela para evadir los procesos judiciales pendientes en su contra.

Chávez ha negado la existencia de "presos políticos".

"Aquí se nos acusa que violamos los derechos humanos, que perseguimos a la gente, lo cual es absolutamente falso, y ahí está el reconocimiento que nos ha dado el mundo aprobando, por una mayoría abrumadora, el ingreso de nuestro país al Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas", declaró el mandatario el pasado 16 de noviembre durante una reunión con sus ministros.

A mediados de noviembre, Zambrano sostuvo un encuentro con Maduro y la procuradora general, Cilia Flores, para hablar sobre los casos de los "presos políticos".

Zambrano introdujo el mes pasado en la Asamblea Nacional un proyecto de Ley de Amnistía promovido por los familiares y los propios detenidos.

La oposición tomó la iniciativa para un proceso de amnistía atendiendo un llamado al diálogo que realizó Chávez tras lograr una tercera reelección para un período de seis años en los comicios del 7 de octubre.

Cargando...