Venezuela: Multan a canal opositor Globovisión

CARACAS (AP) — El ente regulador del sector de telecomunicaciones impuso una multa equivalente a 2,16 millones de dólares al canal de noticias Globovisión por difundir un motín que se presentó en la cárcel central de El Rodeo, sanción que la televisora aseguró que es "impagable" y lo llevará a la quiebra.

El director general de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel), Pedro Maldonado, dijo a la prensa que el directorio del organismo acordó que Globovisión, único canal privado opositor al gobierno, violó una serie de artículos por el "comportamiento editorial" que mantuvo al cubrir la intervención militar y un amotinamiento en la cárcel El Rodeo en junio.

El funcionario sostuvo que el canal incurrió en "apología al delito" al incitar al "desconocimiento del ordenamiento jurídico", la "alteración del orden público", y por fomentar "la zozobra de la ciudadanía" y el "odio y la intolerancia por razones políticas".

Al precisar las violaciones en las que incurrió la televisora, Maldonado dijo que Globovisión días difundió durante cuatro "las 18 declaraciones más sentidas" de los familiares de los presos, y las repitió en "casi 300 oportunidades", e incorporó elementos que "no formaban parte del audio original como se simula en las ráfagas de metralletas".

Asimismo, el directivo se quejó de que el canal no transmitió las declaraciones que ofrecieron altos funcionarios solo a medios estatales "con la regularidad que ellas se produjeron".

Maldonado explicó que como parte del proceso sancionatorio se acordó la imposición al canal de una multa que "asciende a 7,5% de los ingresos brutos percibidos durante el ejercicio fiscal del año 2010", que equivale a 9,3 millones de bolívares fuertes (2,16 millones de dólares).

Sobre el plazo que tendrá el canal para pagar la millonaria multa, Maldonado expresó que Conatel no ha precisado la fecha pero agregó que de darse alguna medida judicial podría suspenderse la sanción.

Agregó que en el supuesto de que Globovisión desacate el pago de la multa, el directorio de Conatel "tendrá que iniciar las sanciones administrativas y judiciales que estime pertinente a los efectos de garantizar el cobro de la acreencia".

"Este es otro atropello más de un gobierno que lo único que tiene es miedo a la libertad de expresión", dijo el martes Guillermo Zuloaga, presidente de Globovisión, al rechazar la sanción del ente estatal.

Zuloaga sostuvo que la acción del gobierno responde a que tienen "miedo que los ciudadanos conozcan la realidad ... Nos tratan de asustar para ver si dejamos de ser los profesionales que somos y nos autocensuramos", dijo.

"Yo les aseguro que a pesar de que este año ha sido el año más difícil financieramente de la fundación, le garantizo que yo conseguiré los recursos. No es por multa que nos van a cerrar", concluyó Zuloaga.

"La capacidad de mentir todavía nos asombra", indicó María Fernanda Flores, vicepresidenta del canal, al rechazar los alegatos que utilizó Conatel para sancionar a Globovisión, y dijo al canal que "esta multa económica es una sanción impagable".

"No hay manera de pagar este dineral con el que nos están multando", dijo Flores al asegurar que la directiva del canal va "hacer todo lo posible para seguir abiertos".

El consultor jurídico de la televisora, Ricardo Antela, rechazó los alegatos de Conatel asegurando que en el canal "no se ha simulado ninguna información", y sostuvo que los directivos del medio tenían la información que desde el gobierno se buscaba el "quiebre económico del canal" con la imposición de una multa "impagable".

El presidente de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), Gonzalo Marroquín, expresó en un comunicado que la "sanción es parte de la estrategia gubernamental para cerrar el canal Globovisión con visos de legalidad".

"Se trata de una medida dictatorial", sostuvo Marroquín.

El caso de la televisora fue considerado por la SIP al finalizar las sesiones de trabajo de la 67 asamblea general de la organización que se realiza en Lima.

El bloque opositor denominado "Mesa de la Unidad Democrática", condenó en un comunicado la sanción contra Globovisión y denunció que el gobierno de Chávez "pretende cerrar al canal de noticias mediante la asfixia económica".

"Aplicando una cobarde modalidad de terrorismo financiero de Estado, se comete una agresión más hacia el derecho de estar informados de los venezolanos. Este nuevo intento disfrazado de cierre de un canal de televisión, es una muestra más de la intolerancia y el miedo a la verdad de la que sufre el gobierno", refirió el escrito.

La alcalde opositora de la ciudad occidental de Maracaibo, Eveling de Rosales, convocó a que los venezolanos recolecten en las calles "todo el dinero para que Globovisión pague la multa".

Zuloaga y su hijo se mantienen desde mediados del año pasado fuera del país luego de que un tribunal local ordenara su captura para procesarlos por el presunto almacenamiento irregular de 24 vehículos.

Zuloaga, quien ha denunciado que es un perseguido del gobierno del presidente Hugo Chávez, solicitó el año pasado asilo en Estados Unidos.

La orden de captura de Zuloaga coincidió con la intervención del Banco Federal, que era propiedad del banquero Nelson Mezerhane, accionista minoritario de Globovisión, quien atribuyó la acción contra el banco como represalia por la línea editorial de la televisora.

El gobierno ha rechazado el señalamiento del banquero y ha asegurado que en el banco se cometieron una serie de irregularidades.

Además de Globovisión, en el país funcionan las estaciones privadas Venevisión, Televen, Canal I y La Tele, que mantienen una posición neutral, mientras que el gobierno maneja de forma directa otros cuatro canales, más la cadena regional de noticias Telesur.

Cargando...