Venezuela y Haití tienen mayor número de solicitudes de TPS pendientes. ¿Por qué el retraso?

Las solicitudes de Estatus de Protección Temporal (TPS) de los venezolanos y haitianos totalizaron el 90% de las peticiones pendientes por resolver en el tercer trimestre de este año fiscal y ante este retraso más de 100 organizaciones pidieron medidas urgentes para agilizar el procedimiento.

La American Immigration Lawyers Association (AILA) planteó la situación en una carta enviada al secretario de Seguridad Nacional de EEUU, Alejandro Mayorkas, y a la directora del Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS), Ur Jaddou, el pasado 19 de diciembre y que firmaron 125 organizaciones que abogan por los titulares de TPS.

Las solicitudes de Estatus de Protección Temporal (TPS) de los venezolanos y haitianos totalizaron el 90% de las peticiones pendientes en el tercer trimestre del año fiscal 2022.
Las solicitudes de Estatus de Protección Temporal (TPS) de los venezolanos y haitianos totalizaron el 90% de las peticiones pendientes en el tercer trimestre del año fiscal 2022.

Instaron a implementar políticas para “aliviar urgentemente el retraso en el procesamiento de los solicitantes de TPS” y alertaron que cualquier atraso consume un período de concesión ya corto, dejando a los peticionarios en riesgo de deportación y sin permiso para trabajar, aún cuando califiquen para esos beneficios.

Detallaron que si bien los efectos de la acumulación de adjudicaciones se sienten en todas las designaciones de TPS, “estamos especialmente preocupados por el impacto agudo en las designaciones con un alto número de beneficiarios. Los principales países con el mayor número de solicitudes pendientes en el tercer trimestre fiscal fueron Venezuela (135,452) y Haití (90,943), que concentraron el 90% de la cartera total”.

El tiempo de procesamiento para la mayoría de los venezolanos que lo solicitan por primera vez es de 15.5 meses y de 12.5 meses para Haití, la mayor parte del período de concesión en sí. Mientras que el tiempo para los nepaleses es de 17.5 meses, casi el 100% del periodo de la subvención y para los somalíes, incluyendo la renovación, es de 14.5 a 24.5 meses, precisaron.

Un venezolano, que declinó ser identificado, dijo a el Nuevo Herald que solicitó el TPS por primera vez el 11 agosto de 2021 en línea y le notificaron que su caso sería revisado.

“No recibí respuesta de la primera petición y por eso envié un correo a USCIS mediante el formulario para los casos cuyo procesamiento es atípico, una vez que se cumplió un plazo de seis meses. A los 30 días me respondieron que el caso continuaba en revisión. Ya tengo un año y cuatro meses esperando respuesta ni de aprobación ni de rechazo”, informó.

John De la Vega, abogado especializado en inmigración, expresó que hay un retraso con la mayoría de los procedimientos, pero con el TPS “ha sido desastroso lo que ha ocurrido”.

Explicó a el Nuevo Herald que el sitio de internet de USCIS se indica que el proceso está tardando un promedio de 12 meses y medio, “pero tenemos casos que ya llevan 18 meses y cuando le preguntas a Inmigración qué está pasando simplemente te responde que tienes que seguir esperando. Es muy frustrante. Más o menos el 35% de los casos no tienen ninguna respuesta”.

¿Cómo afecta a los peticionarios de TPS?

AILA en la misiva indicó que los retrasos, que pueden durar más que el período de concesión, hacen que las designaciones de TPS no tengan sentido si las personas no pueden trabajar y no pueden acceder a las protecciones legales asociadas con este alivio migratorio, incluida la protección contra la deportación.

Durante los últimos tres trimestres, USCIS ha procesado un promedio de 42,566 solicitudes por trimestre, aunque la tendencia apunta a una mejora en el número, y recibió un promedio trimestral de 30,172 solicitudes con una adjudicación de 12,394, de acuerdo con cifras de AILA.

Si esa tasa continuara, USCIS podría terminar el trámite de 251,614 peticiones que se encuentran retrasadas en poco más de 20 trimestres, o cinco años. En contraste, la designación del TPS solo duran18 meses, dijo esa asociación.

Aún haciendo cálculos en base a las recientes mejoras, se requeriría de casi seis trimestres o casi un período completo de subvención para poder tramitar las solicitudes atrasadas.

Los retrasos en el procesamiento también tienen un impacto negativo en los beneficios que otorga el TPS, particularmente en la autorización de trabajo. En el momento de una extensión de TPS o de redesignación, dado el tiempo que toma procesar, USCIS generalmente ha emitido una extensión automática de documentos de autorización de empleo (EAD).

La falta de adjudicación de reinscripciones presentadas a tiempo antes del vencimiento de esa extensión automática puede y ha resultado en la pérdida de empleo, licencias y conducir y acoso por parte de los empleadores, se indicó en la carta.

Se señaló que mientras que para algunos peticionarios iniciales y las redesignaciones desde 2021 se han otorgado en unos pocos días, la gran mayoría han tenido retrasos de más de 40 días después del anuncio de la decisión.

El más reciente retraso fue la extensión del TPS para los venezolanos que llegó 59 días después del anuncio: un día antes de que finalizara el período de subvención anterior.

“Esta situación me afecta porque no tengo una estabilidad legal clara en EEUU. No obstante, tengo mi permiso de trabajo a través de una solicitud de asilo que tampoco ha sido respondida y cuando solicité la renovación del permiso de trabajo fue expedito y rápido”, dijo el venezolano peticionario del TPS.

De la Vega dijo que esta situación ocasiona incertidumbre a los solicitantes porque mientras estén en el proceso carecen de estatus migratorio y los afecta mucho al tener que esperar un permiso de trabajo vinculado con ese alivio migratorio de EEUU.

¿Por qué el retraso de Inmigración?

Niurka Meléndez, fundadora y directora de Venezuelans and Immigrants AID (VIA, en inglés), afirmó que las propias autoridades han reconocido que hay un atraso “jamás visto en la historia de EEUU con todo lo que relacionado con los asuntos de inmigración en líneas generales”.

La activista consideró que el TPS es aún más vulnerable por el corto tiempo que dura la protección que brinda y con el retraso hay personas que ni siquiera tienen la aprobación y tampoco un permiso de trabajo.

“Muchas personas se acogen a esta figura (TPS) porque te brinda protección inmediata, pero lo que está ocurriendo es que existe una pared que nadie ve, pero que está ahí, que es ese retraso. Una barrera que no te permite tener acceso a nada”, dijo a el Nuevo Herald la activista de VIA, una de las organizaciones que firman la carta.

Brian Fincheltub, director de Asuntos Consulares de la embajada de Venezuela en EEUU, informó que han sostenido varias reuniones con USCIS para tratar el caso de los venezolanos.

“La última fue el 21 de noviembre en la cual, entre otras cosas, mencionamos esta problemática y solicitamos que el procesamiento de las solicitudes de TPS pendientes sea mas expedito. USCIS nos indicó que constantemente están trabajando y tomando medidas para atender los casos y procesarlos de la forma más eficiente posible”, dijo el diplomático.

USCIS informa en su sitio en internet que para reducir el número de casos estableció una nueva meta en marzo de 2022 para procesar los casos y que a medida que mejoren los tiempos de ciclo los solicitantes recibirán decisiones más rápidas sobre sus casos.

“USCIS aumentará la capacidad, mejorará la tecnología y ampliará el personal para lograr estos nuevos objetivos para fines del año fiscal 2023”, indicó.

Precisó que monitorea la cantidad de casos en trámite en la carga de trabajo de la agencia a través de una métrica llamada “tiempos de ciclo” que mide cuántos meses de casos pendientes para un formulario en particular están a la espera de una decisión.