Venezuela: estudiantes presionan con nueva huelga de hambre

Una forma radical de protesta contra el gobierno del presidente Hugo Chávez parece resurgir en Venezuela: la huelga de hambre.

Desde hace dos semanas un grupo de estudiantes mantiene un ayuno prolongado frente al edificio donde funcionan las oficinas del PNUD en Caracas para presionar al gobierno a que entregue recursos a las universidades públicas.

Con esta protesta, suman 35 las huelgas de hambre que se han registrado en el país en lo que va del año, situación que han encendido las alarmas de las organizaciones de derechos humanos locales que temen que de mantenerse la tendencia podría superarse la cifra de 105 ayunos prolongados que se alcanzó en el 2010.

"Estamos dispuesto a llegar hasta las últimas consecuencias", afirmó el jueves Alirio Arroyo, un estudiante de contaduría de 28 años, quien se mantiene desde el 23 de febrero consumiendo solo agua y suero frente al edificio donde están las oficinas del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) para presionar al gobierno a que aumente el presupuesto para las universidades públicas.

"El gobierno no presta atención a las exigencias que necesitan las universidades...cansados de que nuestras voces no sean escuchadas decidimos tomar esta acción esperando sensibilizar un poco a la nueva ministra (de Educación Superior)", indicó Arroyo, visiblemente agotado por el prolongado ayuno, al explicar las razones que lo llevaron a él y sus cuatro compañeros a iniciar la huelga el 23 de febrero.

En la última semana se sumaron a la huelga otras 14 personas más de las cuales once son estudiantes, dos profesores y un empleado universitario, según indicó una de las organizadoras de la protesta, Gaby Arellano. Ninguna fuente independiente ha corroborado la cifra de huelguistas.

"No más armas comandante, de libros a los estudiantes", vocearon cerca de 50 estudiantes, profesores y autoridades universitarias que se concentraron el jueves frente a las oficinas del PNUD, en el este de la capital, para expresar su respaldo a los huelguistas y exigir al gobierno más recursos para los centros de educación superior.

"A finales de marzo, comienzos de abril ya habrá lo que se llama un paro técnico (de las universidades públicas) porque no habría recursos presupuestarios para pagar comedor, transporte, funcionamiento operativo, compra de insumos y suministro", denunció Rita Añez, rectora de la estatal Universidad Nacional Experimental Politécnica Antonio José de Sucre.

Añez, quien preside la asociación de rectores de unas universidades venezolanas, indicó que a pesar de la huelga de los jóvenes y la difícil situación financiera que enfrentan cerca de una decena de universidades públicas, las autoridades aun no han dado respuestas.

La ministra de Educación Superior, Yadira Córdova, desestimó el jueves la protesta y dijo a la prensa que el gobierno ya dio los pasos para dialogar con los huelguista y que está a la espera de una respuesta.

"El mecanismo de huelga de hambre es de último recurso, no se toma a la ligera...Estoy observando a ver qué ocurre porque si nosotros dimos el primer paso y el segundo paso, ¿a quién le corresponde entonces dar el siguiente paso? Ellos (los estudiantes)", agregó Córdova.

De acuerdo con las estadísticas que llevan las ONG locales Programa Venezolano de Educación y Acción en Derechos Humanos (Provea) y Espacio Público durante enero se dieron 12 huelgas de hambre, mientras que entre febrero y lo que va de este mes se reportaron 23. De los 35 ayunos prolongados sólo persisten las protestas de los universitarios y de un grupo empleados públicos.

A finales de enero un grupo de jóvenes realizó una huelga de hambre de casi tres semanas frente a las oficinas de la OEA en Caracas para presionar la liberación de los llamados de "presos políticos". Los huelguistas levantaron la protesta el 22 de febrero luego que el gobierno se comprometió a tramitar la libertad condicional de algunos opositores detenidos.

Marco Antonio Ponce, investigador de Provea, señaló a la AP que a partir del año pasado se reportó un importante salto en el número de huelgas de hambre cuando se registraron 105 en todo el país. Esta cifra contrasta con los registros de ayunos de los años 2007, 2008 y 2009 cuando se reportaron 43, 16, y 5, respectivamente.

"La población venezolana ha ido radicalizando pacíficamente la protesta", dijo Ponce al expresar inquietud por el aumento de los ayunos prolongados en Venezuela, y afirmó que esa situación deja al descubierto la "ausencia de respuesta y la ausencia de diálogo por parte del gobierno".

Cargando...