Venezuela busca vacuna de J&J, pero quiere saber más sobre efectos secundarios: funcionario

Deisy Buitrago y Brian Ellsworth
·3  min de lectura
Imagen de archivo de cajas de la vacuna COVID-19 de Johnson & Johnsonen la McKesson Corporation, en medio de la pandemia de coronavirus, en Shepherdsville

Por Deisy Buitrago y Brian Ellsworth

CARACAS, 26 abr (Reuters) - Venezuela está interesada en adquirir la vacuna contra el coronavirus de Johnson & Johnson, dijo el lunes el presidente del parlamento, Jorge Rodríguez, agregando que las autoridades quieren saber más sobre sus efectos secundarios antes de incluirla en su plan nacional de inmunización.

El programa global de vacunas COVAX ha reservado dosis de AstraZeneca para Venezuela. Pero el gobierno del presidente Nicolás Maduro bloqueó su uso en marzo luego que surgieran reportes sobre coágulos sanguíneos raros, pero graves, en personas que fueron inoculadas con esas dosis, lo que llevó a varias naciones europeas a dejar de administrarla temporalmente.

Aunque también han surgido efectos secundarios similares en asociación con la inyección de J&J, se ofrece a un costo menor y tiene una logística más fácil que otras vacunas porque se administra en una sola dosis, señaló el jefe del Congreso.

"Hubo un cierto ruido con la vacuna de Johnson & Johnson, esa es la vacuna que estamos en este momento buscando", dijo Rodríguez en una entrevista en el palacio legislativo. "Tenemos que esperar qué dicen los estudios después que aparecieran esos ruidos" o reportes de inusuales, pero graves, trombos en algunos receptores.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos y la Administración de Medicamentos y Alimentos estadounidense recomendaron la semana pasada reanudar el uso de la inyección J&J después de una pausa de 10 días para investigar su vínculo con coágulos de sangre extremadamente raros, pero potencialmente mortales.

El gobierno de Venezuela mantuvo por meses conversaciones con asesores del líder opositor Juan Guaidó sobre el pago de COVAX utilizando fondos congelados en Estados Unidos como parte de las sanciones de Washington contra el gobierno de Maduro.

Las autoridades dijeron este mes que se había hecho dos pagos por el monto total adeudado a COVAX. Rodríguez dijo que como resultado, Venezuela ahora se ha decidido por la opción que permite a los países elegir qué vacuna quieren recibir de COVAX, aunque esto costará más.

"Al mismo tiempo el presidente Maduro está buscando en otros mercados, en mercados secundarios (...) con los gobiernos de los países y también con intermediarios privados para la adquisición de vacunas", dijo Rodríguez.

El gobierno de Venezuela también está interesado en la vacuna del fabricante chino Sinopharm, dijo Rodríguez.

Para fines de esta semana se espera que la Organización Mundial de la Salud (OMS) revise la vacuna de Sinopharm para una posible autorización de uso de emergencia. China dijo en febrero que planea proporcionar 10 millones de dosis de vacunas a COVAX, incluso de Sinopharm.

Venezuela hasta ahora ha recibido 880.000 dosis, 380.000 de ella de la vacuna Sputnik V, de Rusia, y otras 500.000 de Sinopharm. La nación sudamericana ha informado un número relativamente bajo de casos y muertes por coronavirus desde marzo del 2020, cuando detectó los primeros contagios.

Las academias venezolanas de medicina y ciencia dijeron este año que el país tuvo en 2020 "una epidemia geográficamente fragmentada y de menor impacto a lo esperado" por el confinamiento y la escasez de combustible, que limitó la movilidad de los ciudadanos.

(Reporte de Deisy Buitrago y Brian Ellsworth. Edición Vivian Sequera)