Venezuela anuncia que pedirá extradición de estadounidense

Las fuerzas de seguridad vigilan la costa donde las autoridades afirman que un grupo de hombres armados desembarcó en la ciudad portuaria de La Guaira, Venezuela, el domingo 3 de mayo de 2020. Venezuela aseguró el domingo haber frustrado un intento de invasión por mar en la que murieron varios de los atacantes y otros fueron detenidos, según las autoridades. (AP Foto/Matías Delacroix)

CARACAS (AP) — Venezuela pedirá a Estados Unidos la extradición de un contratista estadounidense que es señalado de planificar la frustrada incursión armada a costas venezolanas que dejó 20 detenidos, entre ellos dos estadounidenses, y seis fallecidos.

En medio de las fricciones que surgieron entre Caracas y Washington tras el hecho, el presidente Nicolás Maduro anunció el miércoles que pedirá la extradición del exboina verde Jordan Goudreau, asociado de la firma de seguridad privada SilverCorp., que admitió que coordinó la Operación Gedeón contra el gobernante venezolano.

Maduro expresó durante una conferencia de prensa que “cabe a derecho la solicitud de extradición” a Estados Unidos de Goudreau, quien aseguró que “ha confesado sus delitos”.

En el marco de las operaciones de búsqueda de otros implicados en lo ocurrido, el mandatario informó la captura el miércoles de otras cuatro personas, con lo que se elevan a 20 los detenidos por el caso. Agregó que habitantes de las localidades centrales de Carayaca y Cepe capturaron a uno de los nuevos detenidos.

El ministro de Defensa, general en jefe Vladimir Padrino López, indicó más tarde que las fuerzas de seguridad continúan la persecución de los “mercenarios” y “terroristas”, y mostró en su cuenta de Twitter la fotografía de tres hombres atados de manos que —precisó— fueron capturados en la carretera El Junquito-Caracaya, a las afueras de la capital venezolana.

Maduro se quejó de las declaraciones que ofreció la víspera el mandatario Donald Trump, quien afirmó que Estados Unidos no tuvo nada que ver con lo sucedido el pasado domingo en la localidad costera de Macuto, estado La Guaira.

“Queda para la historia que no sabía nada, que se acababa de enterar el martes, tomen nota, 5 de mayo... y que él no tenía nada que ver con esa operación”, expresó el gobernante, y sostuvo que es una “mentira inverosímil” que Trump no supiera.

Maduro insistió en que la operación fue “ordenada por Trump, contratada por el Departamento de Estado" y llevada a la práctica por la DEA, a la que señaló también de usar al jefe de una banda que opera en el este de la capital para generar enfrentamientos entre delincuentes y tratar de distraer a las fuerzas de seguridad.

El gobernante hizo la afirmación tras mostrar el video de unas supuestas declaraciones que ofreció a las autoridades uno de los estadounidenses detenido, Luke Denman, quien al ser cuestionado sobre quién comandaba a Goudreau respondió que era Trump.

Denman, de 34 años, dijo en el interrogatorio que firmó un contrato con una empresa con sede en Florida para entrenar a tropas rebeldes y efectuar un asalto a cambio de una suma de hasta 100.000 dólares.

El estadounidense detenido reconoció que Goudreau le encargó el entrenamiento de tres grupos de unas 60 personas en una región al este de Colombia, próxima a la frontera con Venezuela, y que el plan implicaba “asegurar” sectores de Caracas y un aeropuerto, y hace entrar unos aviones para transportar en uno de ellos a Maduro para llevarlo a Estados Unidos.

La familia de Denman lamentó en un comunicado su detención y dijo que estaban orando por su regreso.

El caso ha generado nuevas tensiones entre Caracas y Washington, que desde el año pasado rompieron relaciones y cerraron sus embajadas luego que Trump apoyó al líder opositor Juan Guaidó cuando se declaró en enero de 2019 presidente interino de Venezuela.

El Secretario de Estado, Mike Pompeo, reiteró el miércoles las afirmaciones de Trump de que Washington no participó en la operación y dijo a la prensa que si hubiesen estado implicados "habría sido diferente”. Pompeo indicó que “harán lo posible” para lograr la repatriación de los dos estadounidenses detenidos y planteó que si las autoridades venezolanas deciden retenerlos “utilizaremos todas las herramientas que tengamos disponibles para tratar de traerlos de regreso”.

Maduro informó el lunes que entre las personas capturadas por las fuerzas de seguridad estaban Airan Berry y Denman, ambos exsoldados de las fuerzas especiales estadounidenses asociados con la firma de seguridad privada SilverCorp., que tiene su sede en Florida.

Sobre el proceso que se seguirá contra Denman y Berry, el mandatario izquierdista dijo que ambos ya están siendo juzgados por la Fiscalía General y los tribunales civiles, y agregó que “proceso será con plenas garantías”.

El ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, presentó el martes las copias de un convenio y el audio de una supuesta conversación entre Guaidó, el congresista opositor Sergio Vergara, quien huyó del país luego que le abrieron un proceso, y Goudreau en la que conversaron de un presunto acuerdo, y afirmó que con esas pruebas “es imposible” que el jefe de la Asamblea Nacional pueda evadir su vinculación con el caso.

A la pregunta sobre la posible detención de Guaidó por su vinculación en el caso, Maduro dijo que “será la Fiscalía y los tribunales quienes determinen si debe ser capturado o no”. “Espero acciones del poder que garantiza la justicia en Venezuela”, sostuvo.

Tras la conferencia del mandatario, el líder opositor descartó, a través de un comunicado de su oficina de prensa, tener algún vínculo o compromiso con la empresa SilverCorp, y negó que se haya suscrito un supuesto contrato con el representante de esa firma.

Asimismo, se acusó al gobierno de infiltrar la Operación Gedeón con la "intención de masacrar a sus miembros" y generar un “falso positivo” para "aumentar la persecución política y usar un falso documento como justificación para intentar secuestrar y detener” a Guaidó.