En Venezuela se aceleran los precios y hay riesgo de volver a la hiperinflación: grupo privado

CARACAS, 5 ene (Reuters) - Los precios en Venezuela se aceleran fuertemente y en diciembre registraron una variación de 37,2%, respecto a noviembre con lo cual el país estaría en riesgo de volver a la hiperiflación, según estimaciones del no gubernamental Observatorio Venezolano de Finanzas, un grupo de economistas dedicados a la investigación.

El Banco Central de Venezuela no divulga los datos de precios desde octubre. Para ese momento, la inflación interanual era de 155%, una de las más altas de la región latinoamericana. El ente emisor no respondió a una solicitud de comentarios.

Por nueve meses seguidos, la tasa de inflación fue de un dígito, debido a que el gobierno del presidente Nicolás Maduro aplicó una política ortodoxa para la desaceleración de la inflación mediante el anclaje del tipo de cambio, la limitación del crédito y del gasto público, y el aumento de impuestos.

Tras los resultados, las autoridades destacaban que el país había salido de la hiperinflación de cuatro años.

Pero la estrategia ha mostrado fisuras, porque desde noviembre, el gobierno empezó a gastar más y la demanda de divisas por parte del sector privado no podido ser cubierta con la oferta de dólares en efectivo que realiza el Banco Central. Durante los dos últimos meses del año la moneda local, el bolívar, se depreció más, impactando así en los precios.

La inflación interanual estimada por el grupo de investigación fue de 305,7%.

La "economía venezolana está ante el peligro de un rebrote hiperinflacionario, que está tomando fuerza con la sostenida devaluación del bolívar que ejecuta el Banco Central", dijo el Observatorio Venezolano de Finanzas en un comunicado.

En diciembre el rubro de vestido y calzados tuvo una variación en los precios de 57,8% y el de equipamiento del hogar se aceleró 55,8%, respecto al mes anterior, de acuerdo con los cálculos.

El flujo de divisas en efectivo en el país ha disminuido en medio de la tormenta cambiaria, por lo que el gobierno a fines de 2022 comenzó a retrasar los pagos con dólares a varios proveedores, lo que afecta las operaciones del sector público.

(Reporte de Mayela Armas. Editado por Vivian Sequera)