Venezolanos retomarán el diálogo en México: Petro

José Meléndez, corresponsal

SAN JOSÉ, Costa Rica, noviembre 12 (EL UNIVERSAL).- México recuperará el protagonismo como sede de las negociaciones entre la oposición y el oficialismo de Venezuela.

El presidente de Colombia, Gustavo Petro, anunció este viernes en París que, reunidos este viernes en la capital francesa, emisarios de ambos bandos acordaron reanudar el diálogo que las dos partes iniciaron en la capital mexicana en agosto de 2021 y que, por decisión unilateral del gobierno venezolano, fue suspendido en octubre de ese año antes de la cuarta ronda.

Petro lanzó la confirmación tras participar este viernes con los presidentes de Francia, Emmanuel Macron, y de Argentina, Alberto Fernández, en una cita con dos emisarios venezolanos de alto rango— el oficialista Jorge Rodríguez y el opositor Gerardo Blyde— en el marco de la quinta edición del Foro de París sobre la Paz, organizado por una instancia francesa pública y privada y que se realiza ayer y hoy bajo el lema "Superar la multicrisis".

Al encuentro se sumó un enviado del gobierno de Noruega, que actúa como mediador entre chavistas y antichavistas.

Petro tuiteó una fotografía de lo que describió como "la mesa" en la que los gobiernos de Francia, Noruega, Argentina, Venezuela y la oposición venezolana "intervienen para revitalizar la mesa de México y el acuerdo político venezolano".

El cónclave, al que el periódico El Nacional, de Venezuela, aseguró esta semana que también acudirían los presidentes de México, Andrés Manuel López Obrador, y de Chile, Gabriel Boric, fue convocado por Macron.

En un comunicado conjunto, Macron, Petro y Fernández coincidieron en que el diálogo es la "única vía" para solucionar los problemas de Venezuela, que se hundió en un agudo conflicto político, socioeconómico e institucional desde 2014 y con chavistas y antichavistas atrapados en un fuerte choque sobre el futuro de Venezuela y su tipo de democracia.

"Para resolver una profunda crisis"

La negociación permitiría "resolver una profunda crisis que ha llevado a millones de venezolanos a abandonar su país", adujeron, en alusión indirecta al éxodo desde hace unos ocho años de más de 7.1 millones de personas oriundas de Venezuela.

"Esta iniciativa tiene por objetivo animar a los actores políticos venezolanos a acordar una salida a la crisis, con miras a unas elecciones presidenciales libres, democráticas y con observación electoral internacional en 2024 en Venezuela", subrayaron.

En un mensaje posterior ante el Foro, Petro aclaró que desconoce cuándo se reactivará la tarea en México. "Los cronogramas no los manejamos nosotros", relató.

Los opositores venezolanos acusaron repetidamente que el oficialismo controla y manipula a su antojo el aparato electoral y que, en condiciones de fraude y desventaja, sería imposible competir en cualquier consulta popular. El oficialismo, que en febrero próximo cumplirá 24 años de gobiernos consecutivos, defendió la pureza de los comicios.

Sin presencia en las gestiones en París, Estados Unidos se afianzó como pieza crucial en Venezuela. Si EU flexibiliza o levanta las represalias económicas que decretó desde 2017 contra Caracas por violar los derechos humanos y alterar el orden constitucional, el chavismo concedería garantías esenciales para que los comicios presidenciales de 2024 sean democráticos, libres y transparentes.

En octubre de 2021, cuando sería la cuarta ronda en México, el oficialismo rompió el diálogo en protesta porque el empresario colombiano-venezolano Alex Saab, estrecho aliado del gobierno venezolano, fue extraditado ese mes de la isla Cabo Verde (África) a EU por presunta corrupción.