Venezolanos marchan en nueva jornada de manifestaciones

Miles de venezolanos se concentraban el lunes para marchar, unos a favor y otros en contra del Gobierno socialista de Nicolás Maduro, en una jornada que marca un mes de protestas que han cobrado la vida de 29 personas. En la foto, Nicolás Maduro durante su programa semanal "Los Domingos con Maduro"en Caracas. Miraflores Palace/via REUTERS

CARACAS (Reuters) - Miles de venezolanos se concentraban el lunes para marchar, unos a favor y otros en contra del Gobierno socialista de Nicolás Maduro, en una jornada que marca un mes de protestas que han cobrado la vida de 29 personas.

Celebrando el Día Internacional de los Trabajadores, los simpatizantes de Maduro se reunían en diferentes ciudades del país petrolero para agradecerle al mandatario, un ex líder sindical, por su lucha a favor de la clase obrera y por los aumentos salariales que buscan compensar la elevada inflación.

Al mismo tiempo se apiñaban miles de opositores en Caracas y otros puntos del país, para criticar el reciente incremento del sueldo mínimo por considerar que traerá más inflación y en reclamo a lo que aseguran es una "dictadura" que apresa a la disidencia y cercena las libertades.

"Aquí estamos los trabajadores petroleros, prestos y dispuestos a seguir haciendo revolución", dijo Eulogio Del Pino, presidente de la estatal petrolera PDVSA, en una concentración en Caracas, cerca de un enorme muñeco inflable del fallecido presidente Hugo Chávez con uniforme de campaña verde olivo.

Desde allí, y desde otros dos puntos de la ciudad, los manifestantes pro gobierno vestidos de rojo, en su mayoría trabajadores públicos, marcharán hasta el centro de Caracas, donde Maduro dará un discurso.

En el este de Caracas, sin embargo, la algarabía oficialista contrastaba fuertemente con la desazón de cientos de opositores que cumplían un mes en las calles reclamando elecciones anticpadas, independencia de poderes, liberación de "presos políticos" y la apertura de un canal humanitario que atenúe la escasez de medicinas y alimentos.

La oposición ha dicho que seguirá en las calles, ya que asegura que la salida de Maduro es la única forma de revertir la grave crisis económica que atraviesa el país con las mayores reservas de petróleo del mundo. Maduro, por su parte, acusa a sus adversarios de intentar un golpe de Estado en su contra.

"Nosotros, en el día del trabajador, no tenemos nada que celebrar porque tenemos un salario de hambre que no alcanza para comprar nada", dijo Miguel Quiroz, secretario general sindical del partido opositor Acción Democrática.