Venezolanos logran marca de la orquesta más grande del mundo

·2  min de lectura
Numerosos miembros del Sistema Nacional de Orquestas ejecutan una pieza de Tchaikovski para conseguir la marca de ser la orquesta más grande del mundo durante un concierto en Caracas, Venezuela, el sábado 13 de noviembre de 2021. Guinnes World Record anunció el sábado 20 de noviembre que lograron la marca con 8.573 músicos. (AP Foto/Ariana Cubillos)

CARACAS (AP) — Miles de músicos venezolanos, la mayoría niños y adolescentes, consiguieron el título de haber integrado la orquesta más grande del mundo.

La marca la impusieron 8.573 músicos. Guinness World Records anunció el sábado en un video que los músicos, todos relacionados con la red de orquestas juveniles del país, consiguieron la mención al interpretar la semana pasada la “Marcha Eslava” de Tchaikovsky.

Los músicos, de 12 a 77 años, intentaron batir el récord durante un concierto patriótico realizado en una academia militar en Caracas, la capital.

Para conseguir la marca, más de 8.097 tenían que ser contados tocando al mismo tiempo durante cinco minutos la pieza de Tchaikovsky.

La red musical, conocida como “El Sistema” confiaba en reunir a unos 12.000 músicos para el concierto.

El repertorio incluyó “Venezuela” de Pablo Herrero y José Luis Armenteros, el himno nacional del país sudamericano y “Alma Llanera”, de Pedro Gutiérrez, una canción que los venezolanos consideran su himno no oficial.

Más de 250 supervisores fueron asignados a igual número de grupos de músicos para que dieran fe del intento para lograr la marca.

El récord anterior pertenecía a un grupo ruso que tocó el himno nacional de su país.

A cada músico se le entregó un brazalete numerado y un asiento de acuerdo con el instrumento que tocaría, a fin de facilitar el conteo. La “Marcha Eslava” forma parte de la educación musical durante su paso por el sistema de orquestas juveniles. Comenzaron a ensayar hace más de dos meses con sus grupos regionales con vistas al concierto.

Las normas que tenían que acatar incluían no compartir instrumentos y que los dirigiera un profesional. Ese honor correspondió a Andrés David Ascanio Abreu, cuya imagen fue proyectada en pantallas gigantes para que todos los músicos vieran sus indicaciones.

Cuando terminaron de tocar la “Marcha Eslava”, los músicos emitieron un grito de júbilo, levantaron sus instrumentos y agitaron banderas de Venezuela.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.