Venezolanos de la Florida celebran la extensión del TPS, pero instan a Biden a expandirlo

·6  min de lectura
Ariana Cubillos/AP

Organizaciones venezolanas de la Florida celebraron el martes después de que la administración Biden extendió un alivio migratorio crucial para los venezolanos, pero instaron a los funcionarios a hacer que más personas sean elegibles y crear soluciones migratorias a largo plazo.

Venezuela tendrá la designación de Estatus de Protección Temporal — que permite a las personas de países en crisis vivir y trabajar temporalmente en los Estados Unidos — por otros 18 meses, anunció el lunes el Departamento de Seguridad Nacional. Unas 343,000 personas son elegibles, dijo la agencia.

Sin embargo, la prórroga no le aplica a nadie que haya llegado después del 8 de marzo de 2021. Varios grupos de activistas, la embajada de Venezuela en Washington D.C. y los legisladores federales y estatales se lo han pedido repetidamente a la administración. Esto habría calificado a muchos más venezolanos para TPS.

Biden extiende el Estatus de Protección Temporal para los venezolanos hasta marzo de 2024

Entre marzo de 2021 y mayo de 2022, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos tuvo casi 147,000 encuentros con venezolanos en la frontera entre Estados Unidos y México, según estadísticas del gobierno federal. Y legisladores estadounidenses han estimado previamente que hasta 250,000 venezolanos llegaron a Estados Unidos durante el 2021 y los primeros seis meses de este año.

“Estamos muy agradecidos, estamos muy felices por los [...] venezolanos que se están beneficiando con esa decisión de la extensión”, dijo la directora ejecutiva del Caucus Venezolano Americano, Adelys Ferro, “pero seguimos trabajando por la redesignación y no nos detendremos”.

Ruta a la residencia permanente

En una conferencia de prensa el martes, grupos venezolanos de todo el estado agradecieron a la administración Biden por la extensión de 18 meses, que vence en marzo de 2024. Pero también abogaron por una solución de inmigración permanente, incluida la ciudadanía, para los recipientes de TPS y por la ampliación de beneficios de TPS a venezolanos que llegaron después de marzo de 2021.

La presidenta de la Alianza Venezolana Americana, María Antonieta Díaz, dijo que estaba agradecida por la prórroga. Pero también señaló que muchas personas esperaban que se aprobaran sus solicitudes de TPS hace más de un año e instó al Departamento de Seguridad Nacional a procesarlas lo más rápido posible. También describió la extensión del TPS como un “alivio muy esperado”, pero dijo que era un “respiro temporal” a una crisis en su tierra natal que no tiene fin a la vista.

“La agitada situación política y la devastación económica en Venezuela, causada por el régimen de Maduro no es una situación temporal y no mejorará en los próximos 18 meses, lamentablemente,” dijo.

Entre otros que hablaron estaba Cecilia González, una beneficiaria de TPS que huyó de Venezuela escapando de la persecución política, quien dijo que trabajó casi tres años en la industria hotelera de la Florida Central y dos trabajos para financiar su educación. Al igual que Díaz, pidió un camino a la residencia permanente para los titulares de TPS.

“Podremos lograr que familias como las mías y la de muchos otros puedan lograr muchísimo más en este país,” dijo.

‘Esencialmente en limbo’

Para la mayoría de los venezolanos que llegaron después de marzo de 2021, sus opciones migratorias se limitan principalmente a pedir asilo, dijeron los abogados que hablaron con el Miami Herald.

“Están esencialmente en el limbo. Son parte de un proceso de asilo ineficiente y complicado”, dijo Maureen Porras, directora de Servicios Legales de Inmigración del Church World Service y candidata al concejo de la ciudad de Doral.

Porras tiene clientes que han esperado más de un año para sus vistas en la corte de inmigración después de haber llegado a Estados Unidos, y otros que han sido colocados en citas con Inmigración y Control de Aduanas y que usan grillete como parte de un programa de alternativas a la detención.

También dijo que los problemas jurisdiccionales entre la corte de inmigración y la oficina de asilo — como que las autoridades de inmigración no presenten correctamente o sin demora los documentos necesarios — pueden impedir que los inmigrantes avancen en el proceso.

“Se encuentran sin permiso de trabajo, sin presentar una solicitud de asilo o presentando una solicitud de asilo que es rechazada”, dijo Porras.

John de la Vega, un abogado de inmigración de Miami que trabaja con muchos venezolanos, dijo que algunas personas que vienen con visas de turista podrían solicitar visas de trabajo o peticiones familiares.

“La recomendación siempre es a las personas que no vean al asilo como la primera opción, sino como la última, después de haber analizado su situación y ver si califican para otro tipo de beneficio migratorio,” dijo.

Catholic Legal Services, con sede en Miami, ha notado un aumento de venezolanos, junto con nicaragüenses y cubanos, que acuden a sus oficinas sin cita previa en el último año, dijo su director ejecutivo, Randy McGrorty, al Herald. Agregó que la razón por la cual el gobierno tiene una fecha límite retroactiva para el Estatus de Protección Temporal es para no alentar la futura migración irregular, que a menudo ocurre en condiciones peligrosas.

Pero McGrorty también señaló que el gobierno federal había redesignado a Haití para el Estatus de Protección Temporal dos veces en los últimos 12 años. Primero, en enero de 2011, luego de haber designado por primera vez al país caribeño luego del devastador terremoto de 2010. Y luego, en mayo del 2021, a Haití se le otorgó TPS nuevamente, solo para ser redesignado nuevamente en agosto después del asesinato del Presidente Jovenel Moïse.

“En el pasado, cuando las situaciones no solo estaban en curso, sino que empeoraron o quizás se agregó un nuevo factor, el DHS nombró el país en función de este nuevo criterio y le dio nuevas fechas”, dijo McGrorty.

Un cuarto de millón de venezolanos

Hasta mayo, alrededor de 245,000 venezolanos solicitaron para el programa, dijo el director de Asuntos Consulares de la Embajada de Venezuela, Brian Fincheltub. Alrededor del 35% de ellos han sido aprobados para las protecciones hasta el momento. Solo se denegaron unas 90 solicitudes, una tasa de rechazo que describió como “noticias muy positivas”.

Fincheltub le dijo al Herald que, en la práctica, la aprobación de las solicitudes de TPS demora entre 13 y 15 meses. Pero agregó que es importante tener en cuenta que las personas han solicitado en diferentes períodos de tiempo.

“Es importante como que desglosarlo en dos grupos para tampoco generar una percepción de que todos estos casos están atrasados,” dijo, agregando que la embajada continuará presionando para que vuelve a designar a Venezuela para que más personas califiquen para el TPS.

“Lamentablemente lo que estamos viviendo en Venezuela es un tema humanitario, y… esas personas que actualmente se están yendo del país, cada día son más y no lo están haciendo porque quieren, sino porque se están escapando”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.