Venezolano debe pagar millones tras ser acusado de montar esquema Ponzi en Miami

·3  min de lectura
Miami archive

Una compañía de Miami y su dueño, acusados de recaudar fraudulentamente unos $66 millones a través de un esquema Ponzi dirigido principalmente a inversionistas venezolanos, deberán pagar más de $39 millones para poner fin a una demanda presentada por la Comisión de Bolsa y Valores (SEC).

Las partes alcanzaron el arreglo extrajudicial después que la SEC acusó a Sky Group USA LLC y a su presidente ejecutivo, Efraín Betancourt Jr., de usar las inversiones que recibían de terceros para financiar la lujosa vida del empresario venezolano.

Betancourt y la compañía no admitieron haber cometido ningún delito, pero aceptaron pagar las compensaciones exigidas por la SEC.

Con el acuerdo, Sky Group deberá pagar a la SEC unos $30.267 millones para devolver las ganancias netas que había obtenido a través de las actividades irregulares denunciadas. De la misma manera, Sky Group y Betancourt están obligados a pagar otros $2 millones por concepto de intereses y $7 millones por concepto de penalidades civiles.

“Sky Group debe pagar un total de $39,288,990. a la Comisión dentro de un plazo de 30 días de la emisión de este pronunciamiento final”, declaró el juez que certificó el acuerdo.

La Comisión presentó los cargos civiles contra Betancourt y su compañía alegando que habían recaudado al menos $66 millones fraudulentamente con la venta de pagarés a más de 500 inversionistas, muchos de ellos integrantes de la comunidad venezolanoamericana del sur de Florida.

Según la acusación, Betancourt habría usado cerca de los $19.2 millones recaudados para un esquema de pago tipo Ponzi dirigidos a otros inversionistas.

El esquema se vino abajo en julio del 2019, cuando Betancourt informó a los inversionistas que estaba suspendiendo el pago de los pagarés, señaló el documento en la corte. “Incluso para ese momento, Betancourt y Sky Group siguieron mintiendo, atribuyendo falsamente la responsabilidad de la suspensión de pagos a un proveedor encargado de procesar los pagos de la compañía”.

Según la acusación de la SEC, Betancourt y su compañía informaban falsamente a los inversionistas que los fondos que ellos aportaban serían utilizados por Sky Group para financiar sus operaciones de brindar préstamos de corto plazo, conocidos como adelantos hasta el día de pago a sus clientes.

Pero en vez de usar el dinero para financiar esos préstamos, Betancourt se apropió indebidamente de al menos $2.9 millones para uso personal, usándolos para pagar su lujosa boda en un castillo en la Riviera francesa, vacaciones en los resorts de Disney y del Caribe y costos relacionados con la compra de un condominio de lujo en Miami.

El dinero de los inversionistas también terminó siendo usado para pagar el mantenimiento de su avioneta Piper y al menos otros $3.6 millones fueron transferidos a amigos y familiares, incluyendo su ex esposa Angélica Betancourt y a la firma EEB Capital Group LLC, compañía cuyas cuentas bancarias son controladas por Betancourt y su esposa actual, alega la acusación.

Para obtener las inversiones, Betancourt y el Sky Group prometieron a sus inversionistas fabulosos rendimientos de hasta 120% anual, enfatizando que la operación era sumamente rentable aunque la compañía no generaba suficientes ingresos para cubrir el capital y los intereses acumulados de los inversionistas.

“Como se alega en nuestra queja, Sky Group y Betancourt atrajeron a inversionistas desprevenidos, incluidos muchos miembros de la comunidad venezolanoamericana del sur de la Florida, con afirmaciones falsas y promesas de inversiones de alto rendimiento y bajo riesgo”, dijo Eric Bustillo, director de la Oficina Regional de la SEC en Miami.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.