El venezolano Martín Pérez se exhibe desde el montículo y Boston blanquea

Agencia EFE
·4  min de lectura

Houston (EE.UU.), 6 ago (EFE).- El abridor venezolano Martín Pérez dio brillo a la serpentina latinoamericana en la jornada del béisbol profesional de las Grandes Ligas, al dominar con sus lanzamientos desde el montículo sin permitir anotación.

Mientras que en la ofensiva, esta vez, el toletero dominicano Albert Pujols se fue en blanco y se mantiene con 659 cuadrangulares como profesional, a la espera de conseguir el 660 que lo empate con el legendario Willie Mays en la lista de todos los tiempos.

Pérez lanzó cinco sólidos episodios y con el respaldo de dos cuadrangulares dirigió a los Medias Rojas de Boston, que "blanquearon" 5-0 a los Rays de Tampa Bay.

En camino a acreditarse la victoria, Pérez (2-1) permitió cuatro imparables, dio tres pasaportes y retiró a cuatro bateadores por la vía del ponche.

El zurdo venezolano de 29 años completó su labor con 91 lanzamientos, de los cuales 48 los escondió en la zona del strike, uego de enfrentar a 20 bateadores enemigos.

Pujols no jonroneó y los Angelinos de Los Ángeles perdieron 6-7 contra los Marineros de Seattle.

El veterano toletero dominicano de los Angelinos se fue con 0 de 4 turnos al bate y se mantuvo sin poder darle alcance al legendario Mays, quien ocupa el quinto lugar en la lista de todos los tiempos.

Pujols podría conseguir la marca el jueves, cuando los Angelinos jueguen nuevamente contra los Marineros.

La derrota la cargó el abridor colombiano Julio Teherán (0-1) en sólo dos episodios y dos tercios.

Teherán hizo su primera apertura con los Angelinos después de firmar un contrato de un año en la temporada baja al no seguir con los Bravos de Atlanta.

El abridor cafetero tuvo un recuento de lanzamientos limitados después de ser frenado por el coronavirus, y mandó sólo 52 y dejó el montículo con dos "outs" en la pizarra de la tercera entrada.

El primera base venezolano Marwin González impulsó una carrera para los Mellizos de Minnesota, que derrotaron 5-2 a los Piratas de Pittsburgh, que se mantienen como el peor equipo de las mayores.

González tuvo un bate productor al remolcar dos anotaciones, luego de conectar dos veces en cuatro viajes a la caja de bateo.

Su compatriota, el segunda base César Hernández y el antesalista dominicano José Ramírez remolcaron sendas carreras y dieron forma a la victoria de los Indios de Cleveland, que blanquearon 2-0 a los Rojos de Cincinnati.

En el quinto episodio Hernández conectó sencillo al jardín izquierdo, remolcador de la carrera que dio movilidad a la pizarra.

Mientras que Ramírez, en ese mismo episodio, le siguió con otro batazo sencillo a las paradas cortas, empujando a Hernández a la remolcadora con la anotación que selló la victoria del equipo de Cleveland.

Otro pelotero venezolano que destacó, el tercera base Eduardo Escobar, aportó cuadrangular que ayudó a la ofensiva de los Diamondbacks de Arizona, que ganaron 14-7 a los Astros de Houston.

Escobar (1) pegó de cuatro esquinas en el octavo episodio, llevando a un corredor por delante, cuando cazó los lanzamientos de su compatriota el cerrador Carlos Sanabria.

El guardabosques venezolano David Peralta (1) botó la pelota en el séptimo episodio al descifrar los lanzamientos que le mandó el relevista Brandon Bailey.

Por los Astros el primera base cubano Yuli Gurriel (2) respondió con toletazo de vuelta completa en la octava entrada, botándole la pelota al relevo venezolano Héctor Rondón, solitario.

El abridor Rick Porcello consiguió su victoria 150 de por vida, llevando a los Mets de Nueva York a un triunfo por 3-1 sobre los Nacionales de Washington, para quienes el guardabosques dominicano Juan Soto regresó de una ausencia por coronavirus.

Por los Nacionales, Soto hizo su debut en la temporada después de que inició el campeonato en la lista de coronavirus, debido a lo que aparentemente fue un falso positivo.

La bienvenida a Soto, de 21 años, fueron 16 siluetas de cartón que representaban a los miembros de su familia colocados en la primera fila del jardín izquierdo del Nationals Park.

En su primer turno al bate pegó sencillo, aunque fue eliminado cuando se deslizó en la almohadilla tratando de ir de primera a tercera con el hit de un compañero de equipo.

Soto logró una captura espectacular, luego de que se deshizo de una gorra y gafas para poder atrapar la bola.

Pero se ponchó en su último turno al bate y concluyó el partido con dos imparables en cuatro turnos al bate, además de producir carrera.

(c) Agencia EFE