¿El veneno psicodélico del sapo de Sonora para tratar la ansiedad y depresión?

·5  min de lectura

EL VENENO de sapo ha llegado a la corriente dominante como un tratamiento prometedor para la ansiedad y la depresión. Actualmente, un equipo de investigación estudia esta sustancia, que se encuentra en los sapos del Río Colorado, también conocidos como sapos del Desierto de Sonora, para ver si el compuesto químico 5-MeO-DMT puede usarse para tratar la depresión.

Beckley Psytech, una empresa privada de biotecnología de fase clínica con sede en Oxford dedicada a encontrar nuevos tratamientos psicodélicos para los trastornos neurológicos y psiquiátricos, acaba de recaudar 80 millones de dólares de sus inversionistas para apoyar la investigación y el desarrollo clínico del compuesto psicodélico.

“La pasión de mi vida ha sido desentrañar las posibilidades terapéuticas de las sustancias psicodélicas, pues creo que esos compuestos pueden ayudar a millones de personas en todo el mundo”, dice en un comunicado Cosmo Fielding Mellen, director ejecutivo de Beckley Psytech.

“Conforme nos embarcamos en nuestra siguiente fase de crecimiento, nuestro sólido equipo de inversionistas expertos nos apoyará para crear los tratamientos innovadores que los pacientes que sufren trastornos neurológicos y psiquiátricos necesitan tan urgentemente”, añade Fielding Mellen.

También lee: Viruela de Alaska: ¿qué es y por qué están reportándose nuevos casos?

En años recientes, varios investigadores han estudiado distintos compuestos para averiguar si pueden ser usados con éxito para tratar la depresión, las adicciones y la ansiedad. Las investigaciones actuales sobre las sustancias psicodélicas para el tratamiento de la depresión se centran actualmente en la ketamina, el éxtasis y la psilocibina, el compuesto psicoactivo que se encuentra en algunos hongos.

La investigación es prometedora, pero a los científicos les interesa estudiar otros compuestos psicoactivos que produzcan un efecto mucho más breve. En el caso de la psilocibina, el efecto puede durar hasta ocho horas, mientras que el compuesto que se encuentra en el veneno del sapo solo dura hasta una hora. Esto reduciría el curso del tratamiento, ya que los “viajes” guiados con psilocibina requieren que un terapeuta esté al lado del paciente hasta que pase el efecto, lo cual podría tomar hasta ocho horas.

“El hecho de que un terapeuta tenga que estar al lado de un paciente durante toda la experiencia con psilocibina, MDMA o LSD, la cual puede durar, digamos, seis, ocho o diez horas, exigirá una gran cantidad de recursos y resultará muy costoso”, declara Fielding Mellen.

“Lo que tratamos de mostrar es que, con el 5-MeO-DMT, podemos inducir niveles similares de respuesta terapéutica que los que se observan con la psilocibina, pero el tratamiento dura una hora en lugar de todo un día. Si es posible hacer eso, entonces habrá una gran ventaja en relación con el acceso a los pacientes”, indica Fielding Mellen.

No te pierdas: Científicos enseñan a vacas a ‘ir al baño’ para reducir emisiones de gases de invernadero

Fielding Mellen también señala que el 5-MeO-DMT es atractivo como una nueva opción de tratamiento porque produce un número considerablemente menor de alucinaciones visuales y auditivas que los tratamientos con LSD o psilocibina. Afirma que las fuertes alucinaciones tienden a distraer de las sesiones terapéuticas y a desviar del tratamiento en general.

Fielding Mellen y su nueva empresa esperan utilizar la financiación para diseñar un compuesto sintético de 5-MeO-DMT que pueda reducir los costos y disminuir el daño. Es importante señalar que estos tratamientos psicodélicos siempre deben ser asistidos por un guía o terapeuta capacitado, y que el veneno de sapo está clasificado en la Lista 1 de la Ley de Sustancias Controladas de Estados Unidos.

Cuando se ingiere el veneno de sapo, los efectos psicodélicos solo toman unos 30 segundos en iniciar y dejan a la persona físicamente incapacitada durante un lapso de entre 30 y 90 minutos, de acuerdo con Alan Davis, investigador de sustancias psicodélica de Johns Hopkins.

Por esta razón, es importante estar con un profesional capacitado durante la administración de este poderoso compuesto. Para algunas personas, la percepción del tiempo, la visión y el yo se distorsionan completamente durante la experiencia psicodélica. Esta suele durar tan solo una hora, y muchos pacientes expresan una modificación del estado de ánimo y una ansiedad abrumadora escasa o nula.

Te interesa: Especie invasiva de sapos caníbales acelera su evolución al comerse a sus propias crías

“Dado que el efecto del 5-MeO-DMT es breve y dura entre 30 y 90 minutos aproximadamente, podría ser mucho más fácil de usar como complemento de la terapia debido a que los tratamientos actuales comprenden sesiones de 60 a 90 minutos de duración”, escribió Davis en la cuenta oficial de Twitter del Centro de Investigación Psicodélica de Johns Hopkins.

En años recientes, las personas han recurrido al veneno de estos sapos para inducir viajes psicodélicos, algunos de carácter recreativo y otros con el objetivo de aprovechar los beneficios terapéuticos con la ayuda de un guía. Incluso algunos famosos han comenzado a hablar abiertamente de su uso del veneno de sapo, entre ellos, el boxeador profesional Mike Tyson y Christina Haack, de HGTV. En 2018, Tyson contó su experiencia en el pódcast de Joe Rogan diciendo que “es casi como morir y renacer”, y que le ayudó a recuperar su carrera pugilística.

A principios de este verano, Haack hizo una publicación en Instagram donde narró su experiencia dirigida al fumar veneno de sapo bufo con un guía espiritual. Afirmó que la experiencia había “reiniciado su cerebro” y le había ayudado a librarse de la ansiedad en menos de 15 minutos. N

—∞—

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.