Venecia juzga crisis de opioides en EU

·6  min de lectura

VENECIA, Italia, septiembre 11 (EL UNIVERSAL).- Julianne Moore, presidenta del Jurado de la edición 79 de la Muestra del Festival de Cine de Venecia decidió, junto a sus compañeros de misión, Mariano Cohn, Leonardo Di Costanzo, Audrey Diwan, Leila Hatami, Kazuo Ishiguro y Rodrigo Sorogoyen, otorgar el máximo galardón, el León de Oro, al filme All the beauty and the bloodshed, el documental de Laura Poitras que habla de la crisis de los opioides en Estados Unidos.

Es la séptima mujer en ganar este trofeo en el certamen italiano, la tercera directora consecutiva en conseguirlo (Chloé Zhao en 2020, Audrey Diwan en 2021) y su documental es el segundo en recibir la distinción, después de que en 2013 este género lo ganara por primera vez Sacro GRA, de Gianfranco Rosi.

El documental se centra en seguir a Nan Goldin, fotógrafa que en los 80 perdió a sus seres queridos a causa del sida y que ahora ve ocurrir lo mismo con la sobredosis de opioides, un problema que ya se ha cobrado medio millón de muertes en Estados Unidos; 100 de ellas por sobredosis durante el primer año de la pandemia, entre abril de 2020 y abril de 2021.

Para Julianne Moore, "este filme es importante porque es la historia de una mujer buscando usar sus influencias y poder para luchar contra un problema que estamos viviendo en mi país", dijo respecto a la cinta en la que Poitras denuncia lo que han hecho los dueños de Purdue Pharma, la familia Sackler, productores de OxyContin, el opioide más consumido en ese país.

La estrella fue confrontada en rueda de prensa por elegir un filme que toma un tema tan local en un año con grandes películas que se ignoraron, a lo que justificó: "En el jurado siempre dijimos que estábamos buscando historias que nos aceleraran el corazón y que nos hablaran de cosas que están ocurriendo en el presente y esta película nos provocó eso. Fue un trabajo muy complicado. Era difícil premiar entre tantos filmes tan valiosos e impresionantes, pero creo que hicimos una gran labor y los premios hablan por sí mismos", destacó.

"Tengo que decir que no me encantan estas competencias porque cada quien tiene diferentes gustos, opiniones. El cine es subjetivo y discutimos muchísimo. Nuestra primera reunión fue duró cuatro horas y no logramos llegar a una conclusión. Lo que sí es cierto es que el que un filme no gane un premio no quiere decir que no tiene valor", agregó la actriz, que fue muy cuestionada por esta decisión y por dar doble premio a un par de cintas, cuando lo usual es repartirlos.

Panahi gana desde prisión

El filme que era favorito para ganar por la crítica y que al final se llevó el Premio del jurado fue No bears, de Jafar Panahi, director iraní que desde el pasado 11 de julio cumple una condena de seis años en la cárcel de su país por asistir a una protesta en contra de la detención de otros dos compañeros cineastas: Mohammad Rasoulof y Mostafa Al Ahmad.

Pahani ya ganó un León de Oro en 2000 por El círculo. En esta nueva cinta, el director se filma a sí mismo en una historia dentro de otra historia que es reflejo de la situación política que él sufre, pero también de la del país.

Esta pieza terminó de rodarla poco antes de que lo apresaran. "Sin importar lo que pase, él no dejará de filmar porque ama el cine. Y es muy triste lo que está pasando, pero aún en la cárcel él está pensando en seguir", aseguró la protagonista, Mina Kavani.

"Desde su silla vacía recibimos este premio para honrarlo. Hoy recibí un mensaje de él desde la prisión y realmente me conmovió porque probó lo generoso que es. Me dijo, 'por favor no te metas en problemas por mí'. Lo cierto es que no sé cómo me tengo que comportar aquí, pero lo que sí sé es que el poder transmitir este mensaje de cómo un artista dentro o fuera de prisión puede producir arte y cine porque es su pasión es muy inspirador", aseguró el productor R. Heydari, haciendo estallar emotivos aplausos en la sala de conferencias.

Luca Guadagnino, quién ganó el premio a Mejor director, también aprovechó la rueda de prensa para decir que todos sus pensamientos estaban con el realizador iraní, en el que no podía dejar de pensar por la injusticia que está sufriendo.

La actriz de su filme, Bones and all, Taylor Russell, ganó el Premio Marcello Mastroianni, destinado a los talentos emergentes.

Otro filme que tuvo doble trofeo fue Saint-Omer, de Alice Diop, documentalista que explora la ficción por primera vez con este filme que sigue un juicio por infanticidio. La cinta se hizo con el León del Futuro a ópera prima y el Gran Premio del Jurado.

Blanchett ganó la segunda Copa Volpi a Mejor actriz de su carrera por su interpretación en Tár, de Todd Field. Al recibir el premio, aprovechó para elogiar a Alejandro González Iñárritu: "Quiero decir que he visto Bardo y me parece una obra maestra".

Colin Farrell y su actuación de un amigo desilusionado y abandonado en The Banshees of Inisherin desbancó al favorito, Brendan Fraser en The whale, llevándose la Copi Volpi a Mejor actuación masculina.

Otros encuadres de Venecia

La sección oficial de la Mostra reconoció otras categorías; además, hubo distinciones en otras secciones paralelas.

Horizontes. World war III, de Houman Seyyedi, fue considerada Mejor Película en la segunda sección más importante.

Semana de la crítica. El Gran Premio fue para Eismayer, de David Wagner.

Venecia inmersiva. Mejor experiencia inmersiva: The man who couldn’t leave, Chen Singing (Taiwán).

Días de Venecia Premio People’s Choice: Blue Jean, de Georgia Oakley.

Blanchett repite premio

Kate Blanchett ganó la segunda Copa Volpi a Mejor actriz en su carrera por Tár, de Todd Field; antes lo hizo con I’m not there (2007). Comentó que este premio es mérito del realizador, con un filme poderoso y arriesgado.

Farrel sorprende a todos

Colin Farrell, quien no estuvo presente, se llevó el premio a Mejor actor por The Banshees of Inisherin, dejando de lado al favorito por la crítica, Brendan Fraser por The whale, y al argetino Ricardo Darín por Argentina, 1985.

Ganador con silla vacía

Los actores Mina Kavani y Reza Heydari recibieron el Premio del jurado otorgado al iraní Jafar Panahi, por No bears. En su intervención, destacaron la labor del cineasta encarcelado en julio pasado por defender a dos colegas.

Luca convence dos veces

Luca Guadagnino ganó el León de Plata a la Mejor dirección por el romance caníbal Bones and all, protagonizada por Timothée Chalamet y Taylor Russell, que también fue galardonada como Actriz joven.