Venden una casa "oficialmente" embrujada por 1,9 millones de dólares

Mas que una casa, es una mansión, una residencia de 429 metros cuadrados y cinco habitaciones, entre otros espacios. Foto: Better Homes & Gardens Rand Real Estate.

Mas que una casa, es una mansión, una residencia de 429 metros cuadrados y cinco habitaciones, entre otros espacios. Pues ahora está en venta, y no justamente por una bicoca.

Lo que pasa es que esta casa enclavada en Nyack, frente al río Hudson, en el estado de Nueva York, ha salido al mercado nada menos que por 1,9 millones de dólares, a pesar de que fue “legalmente” considerada embrujada.

Construida a finales del siglo XIX, esta mansión perteneció al director de cine Adam Brooks y ahora es propiedad del rapero Matisyahu.

Sin embargo, no es esto sino una vieja historia lo que la singulariza.

Cuenta la leyenda que durante la década del sesenta una mujer llamada Helen Ackley compró esta casa y se instaló allí con su familia. Poco tiempo después, ella misma echó a andar los rumores de que bajo el mismo techo residían espíritus de la Guerra de Independencia.

Para espanto de muchos, la mujer narraba que, por las noches, aquellos espíritus removían las camas y se paseaban por los pasillos.

Imagen del interior de la vivienda "embrujada". Foto: Better Homes & Gardens Rand Real Estate.

Ackley llegó a confesarle en 1990 al diario New York Times que uno de esos espíritus la había observado mientras ella pintaba el techo del salón. Subida a una escalera de casi dos metros y medio, la mujer cayó en la cuenta de que un fantasma la observaba.

“Le pregunté si aprobaba lo que le estábamos haciendo a la casa —contó—, si le gustaban los colores”. “Sonrió y asintió con la cabeza”, dijo.

Problemas con un vendedor

Pero, por mucho que aquella presencia fuera placentera para la propietaria, haberla difundido terminó perjudicándola.

Veinte años después de haberla adquirido, Ackley se deshizo de ella en 1989, aunque nunca informó como se debía a Jeffrey M. Stambovsky, su comprador.

Esto provocó que, al enterarse del triste pedigrí de la residencia, el hombre se molestara y presentara una demanda judicial con el argumento de que Ackley le había ocultado la realidad y que aquellos fantasmas, existieran o no, perjudicaban el valor de la casa, lo que dificultaba su reventa.

Entonces fue que entró a jugar la justicia. En 1991, el Tribunal Supremo de Nueva York le dio la razón a Stambovsky y obligó a todos sus vendedores a ser transparentes con respecto a la casa.

Comedor de la vivienda "embrujada" con vistas al lago. Foto: Better Homes & Gardens Rand Real Estate.

No obstante, la “Casa Fantasma” fue revendida varias veces en las últimas dos décadas. Aunque durante años no se ha reportado ninguna actividad paranormal en su interior.

“Me mudé de regreso a la zona desde Los Ángeles y después de una gira durante la mayor parte de diez años —le confesó Matisyahu a The Journal News—. Cuando salí al porche, miré la vista e inmediatamente sentí que este era el lugar para vivir con mis tres hijos y crear mi próximo disco".

“Veo casas hermosas todo el tiempo, pero hay algo muy especial en esta”, declara la agente Nancy Blaker Weber, de Better Homes & Gardens Rand Real Estate.

“Creo que lo que me atrae es una combinación de la suave luz del río, el flujo de las habitaciones y el ambiente pacífico en general”, dijo.

Artículos relacionados que te pueden interesar: