Ven en indefensión a migrantes con medidas de Estados Unidos

Por Yazmín Zaragoza Moreno

México, 19 Mar (Notimex).- Al cerrar la frontera a los asilados políticos como medida ante la pandemia del COVID-19, Estados Unidos deja a México un grave problema en donde "no se están aplicando los intereses de salud pública o seguridad fronteriza, ni se están respetando las obligaciones internacionales".

En entrevista con Notimex, la presidenta de la International Chamber of Comerce (ICC) México, María Fernanda Garza Merodio, reconoció que ante la crisis sanitaria por el coronavirus "preservar la salud pública es primordial", sin embargo la decisión del presidente estadunidense Donald Trump al cerrar la entrada a los asilados políticos los deja "vulnerables y en la indefensión".

El miércoles el presidente Trump, basado en el Artículo 42 del Código Legal estadunidense, decidió prohibir la entrada de personas de los países o lugares pertinentes cuando el director de Salud Pública de Estados Unidos determine que hay peligro grave de que se introduzca al país una enfermedad contagiosa.

En este sentido, la presidenta de la ICC o Cámara Internacional de Comercio señaló que el problema es complicado, porque con un cierre de la frontera entre México y Estados Unidos de manera parcial, dejando sólo los cruces más esenciales, "México debe primero a enfrentar el reto de salvaguardar la salud de las personas y, al mismo tiempo, mantener la actividad económica”.

En la opinión de la representante de 480 empresas internacionales en México, la decisión del presidente Donald Trump "eliminaría efectivamente el asilo y el debido proceso a las personas que están buscando la ayuda humanitaria en la frontera".

Incluso, advirtió, "los deja en una circunstancia de indefensión total y eso preocupa mucho".

Relató que la administración Trump "está buscando continuamente maneras de avivar el miedo de los migrantes para que dejen de ir a los Estados Unidos", y ahora con este cierre, “además, elimina el acceso a todo tipo de protecciones a los migrantes”, ya sea de educación pero sobre todo de salud que tanto se necesita en estos momentos.

Y ahora, apuntó, con la aplicación de la ley que le permite a los Estados Unidos cerrar parcialmente la frontera y expulsar del país a los inmigrantes indocumentados sin ningún periodo de detención, "al disminuir el debido proceso drásticamente los pone (a los indocumentados) en una situación de indefinición muy grande que es muy preocupante".

María Fernanda Garza advirtió que tras el cierre de la frontera, en medio de la emergencia por la pandemia del coronavirus, el problema sanitario será mayor para México porque "los campamentos son áreas de hacinamiento muy grande y va a ser muy difícil que el gobierno de México establezca, las medidas de contención necesarias".

Respecto al coronavirus en territorio nacional señaló que urge que el gobierno mexicano ponga en práctica mayores medidas de protección a la salud pública, sin dejar a un lado el impulso a la economía nacional donde el mayor riesgo es "la parálisis económica".

Finalmente, dijo que la ICC internacional, que integra a 45 millones de empresas en el mundo, dio a conocer 32 medidas a fin de minimizar la transmisión del COVID-19, dando lineamientos no sólo sanitarios sino también acciones dentro y fuera del trabajo.

-Fin de nota-

 

NTX/YZM/MMH