Ven detrás de ataque a Familia Michoacana

·3  min de lectura

TOLUCA, Méx., marzo 20 (EL UNIVERSAL).- A 24 horas de la emboscada y asesinato de 13 policías estatales y de investigación en el municipio de Coatepec Harinas, autoridades cercanas a la investigación confirmaron que una de las líneas de investigación es que líderes de La Familia Michoacana fueron responsables del ataque.

De acuerdo con fuentes cercanas a la indagatoria, entre la noche del jueves y la madrugada del viernes fueron aprehendidos dos presuntos involucrados en la agresión de la tarde del 18 de marzo en dos puntos, uno fue Llano Grande, perteneciente a Coatepec Harinas y otro en la carretera a Zacualpan, cerca de Almoloya de Alquisiras, divididos por 200 metros de distancia; sin embargo, la fiscalía mexiquense no ha confirmado las aprehensiones.

Durante el peritaje fueron hallados 200 casquillos percutidos de armas de grueso calibre, como cuerno de chivo y rifles AR15, además localizadas en el lugar unos artefactos compuestos por clavos y esferas de fierro que presuntamente habrían utilizado en el lugar los agresores.

De acuerdo con las fuentes cercanas, los cuerpos de nueve de los fallecidos fueron apilados, los bajaron de los vehículos oficiales, uno de ellos una patrulla Dodge Avenger y el otro es una pick up blanca, además, les robaron las armas de cargo. Mientras que cuatro más, a bordo del Jeep perteneciente a la Secretaría de Seguridad estatal no fueron manipulados.

Vigilancia

En Coatepec Harinas permanecen patrullando la zona más de 300 elementos de la Guardia Nacional, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y de La Marina, junto con efectivos estatales, así como de la fiscalía mexiquense, quienes llegaron desde la tarde del jueves, cuando ocurrieron los hechos.

Por su parte, la secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana, Rosa Icela Rodríguez Velázquez, reveló que ya se tienen líneas de investigación para dar con los presuntos responsables de la emboscada y que las indagatorias están a cargo de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM).

Aseveró que ya hay presencia en la zona de la Guardia Nacional, Ejército, Marina y de la Coordinación Nacional Antisecuestro (Conase) y policía mexiquense.

Lamentan falta de coordinación

Este viernes fueron entregados a sus familiares los cuerpos de los 13 policías estatales y de investigación asesinados.

En el edificio de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México, localizado en Toluca, fueron estacionadas carrozas fúnebres con la leyenda Funerales "San Juan Izcalli" y en las inmediaciones permanecieron los familiares.

Si bien se preveían homenajes este viernes en honor a la labor de los elementos caídos en funciones, hasta el momento las dos instituciones señalaron que serán discretos, a puerta cerrada, únicamente con las familias y probablemente se lleven a cabo el lunes por la mañana.

Uno de los dolientes lamentó que en un operativo contra el crimen organizado haya faltado trabajo de inteligencia, porque si bien su yerno era un apasionado de su deber, "no merecía morir de esta forma".

"Estamos cansados, desde ayer esperando verlos [a sus familiares]. Víctor Manuel tenía dos hijos y su esposa", dijo uno de los familiares quien pidió reservar su nombre. Él era policía segundo de la Secretaria de Seguridad y uno de los ocho efectivos de esa corporación que murió en la agresión.