El síndrome tras el vello excesivo en la espalda o en otras zonas del cuerpo femenino

·4  min de lectura
El exceso de vello facial y corporal (hirsutismo) es uno de los síntomas más angustiantes y visibles del síndrome de ovario poliquístico (SOP), una condición hormonal que hace que se formen quistes en los ovarios. Esto puede conducir a ciclos menstruales irregulares y disminución de la fertilidad. (Foto: Getty)
El exceso de vello facial y corporal es uno de los síntomas más visibles del síndrome de ovario poliquístico (SOP), una condición hormonal que hace que se formen quistes en los ovarios. Esto puede conducir a ciclos menstruales irregulares y disminución de la fertilidad. (Foto: Getty)

En algunas niñas y mujeres puede aparecer un exceso de vello corporal en zonas inusuales del cuerpo como la espalda, el pecho, los senos o el abdomen. También se puede presentar en la cara, la barbilla o el cuello.

´Más allá de lo estético, en sí mismo el vello excesivo (conocido como 'hirsutismo') no supone un problema de salud. Excepto si es uno de los síntomas asociados al Síndrome de los Ovarios Poliquísticos (SOP), una de las principales causas de infertilidad en mujeres jóvenes.

El síndrome de los ovarios poliquísticos suele provocar desórdenes hormonales que dan lugar a varios problemas generales de la salud y del bienestar. Entre los desarreglos hormonales y metabólicos que causa destacan la resistencia a la insulina, el sobrepeso, la diabetes o una producción excesiva de andrógenos.

Los andrógenos son las hormonas masculinas que pueden provocar un crecimiento excesivo de vello en zonas inhabituales para las mujeres como labio superior, patillas, barbilla, cuello, areolas mamarias, tórax, ingles, muslos y espalda.

De hecho, el vello excesivo es uno de los criterios que se utiliza para el diagnóstico de este trastorno hormonal. Dicho de otro modo, el síndrome de ovario poliquístico es la causa más común de hirsutismo en mujeres.

Pero cuidado, no siempre es así. Algunas mujeres presentan algunas características del SOP, como el crecimiento excesivo de vello, sin sufrir el síndrome completo. Y otras mujeres con hirsutismo o exceso de vello pueden sufrirlo en diferentes grados. Puede ser un poco de pelusa (vello suave) en diferentes zonas del cuerpo como los glúteos o en la cara, especialmente sobre el labio o en las mejillas. O puede tratarse de un verdadero problema debido a la cantidad y la calidad del vello, con pelos duros que salen muy frecuentemente y muy rápido en una o varias de las zonas mencionadas.

Para salir de dudas se suele realizar un diagnóstico de la presencia y grado de evolución de esta condición. mediante la 'escala de Ferriman-Gallwey', que evalúa el grado de crecimiento de vello en las áreas del cuerpo dependientes de andrógenos.

Evaluar la presencia y la cantidad de vello puede ayudarte a saber si tienes posibilidades de tener SOP, que aumenta si cumples otra de las siguientes características:

  • Ausencia de periodos (amenorrea) o ciclos irregulares.

  • Presencia de quistes en los ovarios en una ecografía.

Y es que muchas veces las mujeres con SOP no están diagnosticadas. Asumen el sobrepeso, el acné o el exceso de vello como algo propio de su cuerpo sin saber que se debe a un trastorno hormonal.

La mayoría de los métodos de tratamiento del síndrome de los ovarios poliquísticos inhiben el desarrollo de los óvulos y la ovulación, haciendo que la paciente no puede quedar embarazada de manera natural. Por eso es tan importante tenerlo claro y obtener un diagnóstico certero.

Ahora un estudio reciente parece arrojar un poco de luz al respecto, ya que propone una nueva forma de realizar el diagnóstico que refleja mejor el grado real de gravedad de la enfermedad y permite realizar el tratamiento con más acierto en comparación con los criterios utilizados hasta ahora.

De este modo, se pueden evitar tratamientos con medicamentos en las mujeres que solo presentan algunos síntomas de SOP sin padecer la enfermedad y sin desarreglos hormonales y metabólicos. En concreto, existen nuevos criterios ecográficos que disminuyen el riesgo de resultados falsos positivos y evitan tratamientos innecesarios.

Un cambio que "evitará malos diagnósticos, a la vez que permite personalizar los tratamientos, algunos de los cuales también demostramos que mejoran la calidad de los óvulos y los embriones de estas pacientes", explica el profesor Nicolás Mendoza, catedrático de Ginecología de la Universidad de Granada y colaborador en este trabajo.

Otra causa del exceso de vello en la mujer puede ser la sensibilidad aumentada de la piel a los andrógenos, así como al aumento de la actividad a nivel cutáneo de la enzima 5-alfa-reductasa. Esto puede ocurrir por predisposición genética a tener una mayor cantidad de folículos pilosos por unidad de área de piel.

Por otro lado, si notas que a medida que cumples años te salen más pelos en lugares donde antes no había, tranquilidad. También puede ser cosa de la edad; los cambios hormonales se vuelven más comunes e intensos en las mujeres durante la menopausia ya que empieza a disminuir el estrógeno y hay mayor producción de hormonas masculinas, por lo que no es extraño que empiecen a aparece vello en lugares indeseados.

Más historias que te pueden interesar:

VIDEO: Esta chica con acné quístico es un verdadero ejemplo en redes

Quiste benigno o canceroso: la apariencia por la que deberías preocuparte

Por qué nos sale vello en la barbilla y en las orejas a medida que envejecemos

¿Qué sabes del trastorno endocrino que más infertilidad causa?