Veintiún países buscan acoger la Agencia Europea del Medicamento tras el Brexit

Por Ben Hirschler

Por Ben Hirschler

LONDRES (Reuters) - La Agencia Europea del Medicamento ha recibido muestras de interés para albergar al mencionado organismo, ahora en Londres, de 21 de los 27 países que formarán la UE una vez que Reino Unido la abandone, revelando cierta rivalidad de Ámsterdam a Zagreb por la preciada institución.

El organismo (EMA, por sus siglas en inglés), el equivalente europeo a la estadounidense Administración de Alimentos y Medicamentos, se está preparando para dejar su sede de Londres a raíz del Brexit y su director ejecutivo espera que se decida rápido su nueva localización.

La agencia es la responsable del buen funcionamiento del proceso de comercialización de medicamentos en la UE, vital para las empresas, así como de supervisar la seguridad de los medicamentos una vez salen al mercado.

Con cerca de 900 trabajadores, un presupuesto anual de 322 millones de euros y atrayendo a sus encuentros a 36.000 expertos al año, la EMA es la institución más grande de la UE en Reino Unido y representa un atractivo horizonte para muchas ciuddades.

Los jefes de Estado -o de Gobierno- de los países de la UE determinarán su nueva localización en el Consejo Europeo, dejando lugar al regateo.

La otra importante institución de la UE en Londres es la Autoridad Bancaria Europea, con 160 trabajadores, que también deberá trasladarse.

La EMA dijo a Reuters que representantes de gobiernos y/o de ciudades de los siguientes países se habían puesto en contacto para mostrar su interés en acoger la agencia:

Alemania

Austria

Bélgica

Chipre

Croacia

Dinamarca

Eslovaquia

Eslovenia

España

Finlandia

Francia

Grecia

Hungría

Irlanda

Italia

Malta

Países Bajos

Portugal

República Checa

Rumanía

Suecia

La EMA dijo que no sabía si todos los que habían manifestado interés presentarían una oferta formal.

Una ausencia relevante de la lista es Polonia, que partía como favorita, entre otros países, para acoger la institución. Una portavoz de la agencia dijo que responsables polacos no se habían puesto en contacto para mostrar su interés.