Veintena de muertos por ataque suicida en Pakistán

ISLAMABAD, Pakistán (AP) — Un talibán suicida con explosivos atacó una procesión de musulmanes cerca de la capital de Pakistán y dejó 23 muertos en un nuevo atentado contra los chiíes durante su mes más sagrado, informaron el jueves las autoridades.

La agresión fue cometida alrededor de la medianoche del miércoles en la ciudad de Rawalpindi, en las inmediaciones de la capital Islamabad, dijo Diba Shahnaz, un funcionario de los servicios de rescate. Al menos 62 personas, incluidos seis policías, sufrieron lesiones por el estallido. Entre los muertos y los heridos había ocho niños, indicó Shahnaz.

La policía intentó detener y registrar al atacante cuando trataba de incorporarse a la procesión, pero éste corrió para eludirla y detonó los explosivos, precisó el funcionario policial Hasib Shah. El agresor llevaba también granadas y algunas explotaron, añadió.

"Creo que los explosivos combinados con granadas provocaron el mayor daño", estimó Shah.

La televisión local transmitió imágenes del lugar del atentado, en el cual había partes de cuerpos y estaba manchado de sangre. Los chiíes presentes se golpeaban en la cabeza y el pecho en expresión de angustia.

"Era como si fuera el fin del mundo", dijo una de las víctimas, Nasir Shah, al describir la explosión. Fue atendido en un hospital local de lesiones en manos y piernas.

Horas antes el miércoles, el Talibán detonó dos bombas con minutos de diferencia frente a una mezquita chií en la ciudad sureña de Karachi, lo que dejó un muerto y 15 heridos, informó el funcionario policial Javed Odho.

El vocero del Talibán paquistaní, Ahsanulá Ahsan, adjudicó al grupo la responsabilidad de los ataques en Rawalpindi y Karachi.

"Tenemos una guerra de fe con los chiíes", dijo Ahsan a The Associated Press en declaraciones telefónicas desde un lugar desconocido. "Ellos son blasfemos. Seguiremos atacándolos".

El cisma entre suníes y chiíes sobre el verdadero heredero del profeta Mahoma se remonta al siglo VII.

Los atentados ocurrieron cuando los chiíes observan el mes sagrado de Muharram. La comunidad chií celebra el sábado la fecha más sagrada del mes, la Ashura, o día del perdón. La efeméride conmemora el decimoséptimo centenario luctuoso del imán Hussein, nieto del profeta Mahoma.

Pakistán tiene una larga historia de violencia sectaria perpetrada tanto por extremistas suníes como por chiíes. La mayor parte de los ataques de los últimos años han sido contra los chiíes, una minoría en este país de mayoría musulmana.

____

Los periodistas de Associated Press Rasool Dawar en Peshawar, Pakistán, y Adil Jawad en Karachi, Pakistán, contribuyeron en la información.

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK