Los vecinos de Tahoe en EE.UU. retornan a sus hogares ante los avances contra el fuego

·2  min de lectura

San Francisco, 7 sep (EFE).- Los vecinos del popular destino turístico del lago Tahoe en California (EE.UU.) regresaron este martes a sus hogares tras varios días evacuados a medida que los bomberos logran importantes avances en la contención de las llamas.

Miles de familias volvían hoy a sus residencias después de que las autoridades levantasen las órdenes de evacuación al considerar que el gigantesco incendio bautizado como Caldor ya no supone una amenaza inmediata para la población.

Los vecinos de South Lake Tahoe, que con 22.000 habitantes es la mayor ciudad de todas las que bordean el lago y uno de los principales destinos turísticos de la Sierra Nevada californiana, llevaban desalojados desde hace una semana, aunque finalmente las llamas no han llegado a alcanzar al municipio.

Durante las últimas jornadas, los bomberos han logrado importantes avances gracias a una mejora de las condiciones de viento, que les ha permitido contener el fuego casi a la mitad (49 %) y según las predicciones del Departamento Forestal y de Protección contra Incendios de California (Cal Fire) los avances deberían proseguir en las próximas horas.

El incendio se declaró el pasado 14 de agosto por causas que todavía se investigan, y desde entonces ha arrasado 87.673 hectáreas, ha destruido casi 1.000 construcciones humanas y ha dejado cinco personas heridas.

Pese a las enormes dimensiones de Caldor, este no es el mayor fuego actualmente activo en California, sino que el más grande de todos se encuentra unos 270 kilómetros al Norte.

Ahí, en la zona volcánica del Parque Nacional Lassen, arde desde hace casi dos meses el fuego de Dixie, el segundo mayor jamás registrado en toda la historia del estado, y que los bomberos tienen contenido en un 59 %.

Dixie ha arrasado 371.331 hectáreas en los condados de Butte, Tehama, Plumas, Shasta y Lassen, y las autoridades no prevén tenerlo completamente controlado hasta finales de octubre.

Las altas temperaturas y la falta de lluvia adelantaron significativamente la temporada de incendios en California, que normalmente es entre septiembre y noviembre, pero que en 2021 empezó ya en junio.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.