Vecinos de San Bernardino se manifiestan contra crematorio

·1  min de lectura

TOLUCA, Méx., agosto 31 (EL UNIVERSAL).- Hartos de las cenizas y el olor fétido que emana del crematorio ubicado en el centro de la colonia San Bernardino, Toluca, los vecinos se manifestaron frente al palacio de gobierno, pues presuntamente el lugar cuenta con los permisos para su funcionamiento y demandan que sea clausurado.

Entre los inconformes, dijeron que durante las cremaciones son expulsadas por las chimeneas los restos, por lo que también marcharon hacia el palacio municipal, aunque hasta el momento no han logrado detener el funcionamiento de los funerales La Paz.

El negocio se localiza frente al estadio Nemesio Diez, inició su operación en marzo de este año y de acuerdo con los inconformes, incineran al menos una persona al día, lo que generó la preocupación de quienes viven en esta colonia con vocación habitacional y que cuenta con un corredor comercial.

Detallaron que junio, más de 50 familias denunciaron públicamente la situación por lo que iniciaron con mesas de trabajo con personal de la administración municipal, sin llegar a una solución y esta vez decidieron marchar por el centro de la capital mexiquense.

"Tenemos un dictamen por parte de la Facultad de Planeación Urbana y Regional de la Universidad Autónoma del Estado de México en donde nos indica de que manera directa afecta hasta en un radio de 3 mil 600 metros", señaló uno de los representantes.

Entre las afectaciones, dijeron, que la incineración de cadáveres a distintas horas del día genera un incremento en las partículas PM10 en la atmósfera de la zona por lo que no es viable un crematorio en esta demarcación de la capital mexiquense.

"No cumple con la licencia de uso de suelo y zonificación por parte de la Dirección de Desarrollo Urbano del ayuntamiento de Toluca", agregaron.