Vecinos denuncian que vieron gente en la casa de Ricardo Barreda y temen que haya sido tomada

LA NACION
·3  min de lectura

Vecinos de la ciudad de La Plata, que viven cerca de la casa abandonada donde el dentista Ricardo Barrera asesinó a su esposa, su suegra y sus dos hijas en 1992, denunciaron que vieron entrar y salir de la vivienda a un grupo de personas, por lo que sospechan que la propiedad podría estar usurpada.

"El animal no sabe dónde vive": la repudiable agresión que recibió un cliente en el ticket de su delivery

La casa que fuera de Barreda, el múltiple femicida que murió, a los 83 años, en mayo de este año, se encuentra en estos momentos en un litigio judicial, y está deshabitada y en un estado ruinoso. Sin embargo, vecinos de la vivienda, ubicada en la calle 48, entre 11 y 12, aseguraron que vieron salir de la misma a un hombre, dos mujeres y dos chicos.

La casona de Barrreda fue visitada por úlitma vez en enero del año pasado, cuando un grupo de zoonosis ingresó para hacer una desinfección contra roedores en el marco de una campaña contra el Hantavirus
Fuente: Archivo - Crédito: Télam

"Los vi el martes a la tarde salir por un hueco que tiene el portón de la casa. No sé si en estos momentos estarán todavía allí", señaló Víctor, un vecino, en diálogo con Telefe Noticias.

El hombre aseguró también que se había acercado a hablar con estas personas, y les preguntó cuánto hacía que estaban allí, y recibió como respuesta: "Hace un tiempo que estamos aquí resguardándonos".

El vecino de la casa de Barreda dijo además que era común escuchar ruidos dentro del domicilio donde vivió el odontólogo, pero que eso podía deberse a la presencia de gatos en el lugar. De hecho, hay gente que se acerca diariamente al portón de la casa para alimentar a estos animales.

En este sentido, otra vecina de nombre Adriana aseguró al diario El Día de La Plata que una conocida había ido a dar de comer a los gatos y escuchó un fuerte ruido dentro de la vivienda. "Imaginate lo que es escuchar sonidos en la casa de Barreda", señaló, y luego sostuvo que otro vecino "se quedó espiando y descubrió al menos a un hombre, dos mujeres y dos chicos que salían del lugar".

Víctor informó que la policía había ido al lugar en la tarde del lunes, y que no habían encontrado a nadie dentro del inmueble.

En efecto, fuentes policiales informaron a este medio que, ante la denuncia de vecinos que decían que vieron gente entrar y salir del inmueble, efectivos de la Comisaría Primera de La Plata fueron hasta ahí, ingresaron por el agujero del portón pero, luego de revisar cada ambiente, "no se logró dar con ocupante alguno".

La "Dama de Dai": sorpresa por la conservación de una momia de 2000 añosUna casa abandonada y en litigio

La casa de Barreda se abrió por última vez en el mes de enero del año pasado, cuando personal de zoonosis de la ciudad ingresó a hacer una desinfección de roedores, en el marco de la campaña para prevenir el hantavirus en la ciudad.

Desde el momento del cuádruple crimen, ocurrido el 15 de noviembre de 1992, la casa solo se había abierto para realizar diversas diligencias judiciales, por lo que su estado actual es de absoluto abandono y suciedad.

En tanto, el inmueble que ahora vuelve a ser noticia se encuentra en un litigio judicial. En 2012, la Legislatura provincial convirtió en ley su expropiación para que la municipalidad de La Plata haga en esa vivienda un centro relacionado con la memoria, la prevención y el abordaje de la violencia de género.

Pero esta expropiación nunca se realizó, porque el odontólogo realizó presentaciones en la justicia reclamando por sus derechos de propiedad. Al momento de la muerte de Barreda en un geriátrico este 25 de mayo, la propiedad tenía una deuda de casi $520.000 en concepto de impuestos inmobiliarios y tasas municipales, según lo que informaba oportunamente este medio.