Vecinos amagan manifestarse tras poda de árboles en embajada de EU

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, agosto 28 (EL UNIVERSAL).- Vecinos de la colonia Irrigación, en la alcaldía Miguel Hidalgo advirtieron que no permitirán más tala de árboles por la construcción de la nueva sede de la Embajada de Estados Unidos y aseguraron que, incluso, saldrán a las calles a manifestarse para evitarlo.

Durante un encuentro con representantes de la alcaldía Miguel Hidalgo, de la Secretaría del Medio Ambiente del Gobierno de la Ciudad de México (Sedema), de la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial de la CDMX (Paot), más de 100 vecinos conocieron sobre los permisos para efectuar los trabajos se otorgaron en el 2015, además de que la empresa constructora decidió detener la obra hasta que haya un acuerdo.

Los vecinos también acordaron conformar una mesa de trabajo para conocer el proyecto y que participen las autoridades de gobierno. Además solicitaron que se verifiquen los permisos y se detengan las obras y tengan contacto con autoridades de la embajada de Estados Unidos para saber de las afectaciones de la colonia Irrigación y las medidas de mitigación que se acordaron.

Al respecto el director general de Evaluación de Impacto y Regulación de la Secretaría del Medio Ambiente, Julio César García Vergara indicó que el lunes sostendrá una reunión la secretaria del Medio Ambiente de la capital, Marina Robles con representantes de la Embajada de Estados Unidos para hablar sobre el tema.

Mientras que el director ejecutivo de la alcaldía Miguel Hidalgo, Juan Dueñas destacó que “tanto la constructora, como vecinos, y autoridades de la Sedema, hicimos una reunión en la que la constructora se comprometió a parar los trabajos que se estaban realizando. No obstante que tienen la autorización, aceptó detener los trabajos hasta que se lleve a cabo una mesa de trabajo y derivado de lo que resulte, se pueda seguir adelante con el proyecto”, puntualizó.

En tanto, la vecina y concejal de Miguel Hidalgo, America Miranda remarcó que no se tolerará una tala de árbol más y exigió reparación de daños. “La embajada de Estados Unidos de su puerta hacia adentro puede realizar sus actividades, pero de la puerta hacia afuera no. No se va a permitir cerrar ninguna calle en el entendimiento de que esta embajada va a tener su funcionamiento”.

Al mismo tiempo que la vecina y también concejal, Atziri Carranza apuntó que la embajada de Estados Unidos es de las más poderosas, sin embargo, “por más que sea Estados Unidos, por más que sean tan poderosos, no podemos permitir que su territorio, que es una barda hacia adentro, la extiendan rompiendo sus límites hacia afuera, es como si se metieran a nuestras fronteras a talar, a invadir, es una manera de invasión. Definidamente es momento de que la Colonia Irrigación, volvamos a salir a las calles”, sentenció

Igualmente el vecino y también concejal Eduardo Jara acotó que incluso se amarraran a los árboles para evitar que se corte un árbol. “El planeta está sufriendo como nunca. Estamos suicidando al planeta, el mundo se está secando. Hoy un árbol debe ser sagrado. No a la destrucción de la madre naturaleza. No vamos a permitir, digan lo que digan, incluso, vamos a hacer lo que hicimos una vez, nos paramos en Ferrocarril de Cuernavaca y no dejamos que tumbarán más de 100 árboles, nos amarramos a los árboles y no los dejamos, por lo que no los vamos a dejar”, puntualizó.