“¡Vaya a su casa y llame a una ambulancia!”: se lastimó un ojo, su madre la llevó a una clínica y no la querían atender por tener Covid

·4  min de lectura
Las colas para testearse generaron escenas violentas en Buenos Aires
Hernán Zenteno

Una mujer denunció hoy un terrible episodio que vivió junto a su hija de 21 años, a quien no quisieron atender en un clínica por ser positiva de Covid-19. La joven, que permaneció afuera del establecimiento todo el tiempo, se había lastimado un ojo, y tanto empleados como algunos pacientes le exigieron a ella y su madre que se retirarán del lugar. “¡Vaya a su casa y llame a una ambulancia!”, le exigieron.

“¿En qué nos hemos convertido? Mi hija tiene covid. Está aislada hace 9 días. Hoy tuvo un accidente en un ojo. La llevo a una clínica de ojos. Ella se queda en la vereda esperando. Entro (yo tengo 2 pcr negativos) y les digo que mi hija es covid positivo y que tuvo un accidente”, cuestionó desde su cuenta de Twitter Mariana Volpi, abogada y madre de Lucía de Armas, la joven a quien le negaron la atención médica.

Desde su red social la mujer describió el momento en el que llegó a una clínica donde varias personas comenzaron a pedirle a ella y a su hija que se retiraran, al argumentar que la joven tenía Covid y ella por ende era contacto estrecho.

“Shock. La piba de recepción se para nerviosa y se va. Vuelve y me dice: ‘no la podemos atender y Ud tiene que retirarse porque es contacto estrecho’. La gente que estaba esperando ser atendidos comenzaron a decirme: ‘¡váyase!’ En particular una Sra. con el barbijo sin tapar la nariz”, relató Volpi.

Me dice que piense en ellos y que nos vayamos. Por supuesto le dije que primero se ponga bien el barbijo y le pregunte si ella era positivo de covid. La sra. sorprendida me dice: no!. Y, ¿Ud. cómo sabe, señora, que no es positivo? Mi hija lo es por eso no entró. Tuvo un accidente”, aregó la mujer.

Y continuó: “La recepcionista de la clínica me dice que tenemos que irnos y que ‘llame al SAME’. No di crédito a lo que me estaba diciendo y le pedí amablemente que me repitiera, a ver si no había entendido bien. Repitió lo mismo: vaya a su casa y llame a una ambulancia!”.

De esta forma, Volpi relató la secuencia que vivió junto a su hija, el día del cumpleaños de la joven, que se encontraba en el noveno día de su aislamiento, luego de haberse contagiado de coronavirus.

En otro tramo del relato, la mujer admitió que luego de recibir varias negativas por parte de la institución de la salud la indignación se apoderó de ella y amenazó a la clínica con llamar a un escribano para que le labrara un acta si continuaban negándose a atender a su hija.

Mi hija lloraba en la vereda y me gritaba de afuera: vamos ma! angustiada, avergonzada. La leprosa. Una sensación muy fea. Dolorosa. (ademas de la vergüenza por la madre loca gritando en la recepción: yo!)”, describió Volpi.

“Tuve que salir a la vereda porque mi hija estaba que no daba más. En eso sale otra recepcionista y me dice: se esta preparando un doctor que la va a atender. El medico fue muy amoroso y amable con ella. Mi hija tenia a cornea fisurada (además del covid positivo)”, explicó la abogada al relatar que tras lo vivido salieron de la clínica “con una sensación de victoria ante la deshumanidad”.

Y al respecto concluyó: “Mi hija lloraba desconsolada. Hoy es su cumpleaños. Cumple 21 años. Tiene covid y yo no pude darle un abrazo”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.