El Vaticano presenta un organismo de ética de inversiones, continúa el juicio por corrupción

·2  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO. Se reanuda el juicio en el Vaticano contra 10 personas acusadas de delitos financieros

Por Philip Pullella

CIUDAD DEL VATICANO, 7 jun (Reuters) - El Vaticano presentó el martes un comité para supervisar la ética de sus inversiones, mientras continúa el juicio por corrupción relacionado con una operación inmobiliaria en Londres en la que perdió más de 200 millones de euros.

El comité estará encabezado por un cardenal, el irlandés-estadounidense Kevin Joseph Farrell, con sede en el Vaticano, pero incluirá a cuatro expertos financieros laicos externos, según un comunicado.

El grupo lo integrarán Jean Pierre Casey, de RegHedge Investments en Reino Unido, Giovanni Christian Michael Gay, de Union Investment Privatfonds GmbH en Alemania, David Harris, de Skagen Funds en Noruega, y John J. Zona, jefe de inversiones del Boston College, una universidad católica de Estados Unidos.

La creación de un comité de ética de las inversiones estaba estipulada en la nueva constitución del Vaticano, Praedicate Evangelium ("Prediquen el Evangelio", en español), que el Papa Francisco promulgó en marzo y que entró en vigor hace dos días.

La constitución encarga al comité que garantice que las inversiones del Vaticano sean adecuadas, éticas y no excesivamente arriesgadas. Los nuevos miembros tienen un mandato de cinco años.

El Vaticano anunció el comité mientras se celebraba la 21ª audiencia de un importante juicio por corrupción y mientras uno de sus principales acusados, el corredor italiano Raffaele Mincione, era interrogado por segundo día consecutivo. El juicio comenzó el pasado mes de julio.

La aventura inmobiliaria en el centro del juicio comenzó en 2014, cuando la Secretaría de Estado del Vaticano invirtió 350 millones de euros (390 millones de dólares) con Mincione para comprar un edificio en una zona de alto nivel de Londres.

En 2018, el Vaticano sintió que estaba siendo desplumado por Mincione, según el documento de acusación, y recurrió a otro corredor, Gianluigi Torzi, para salir del primer acuerdo.

Pero los fiscales del Vaticano acusan a Torzi de engañar al Vaticano y de intentar hacerse con el control del edificio asignándose a sí mismo las acciones con derecho a voto. El Vaticano dio entonces a Torzi 15 millones de euros para salirse del trato con él.

Mincione, Torzi y los otros ocho acusados en el juicio, entre los que se encuentra el cardenal Angelo Becciu, antiguo alto responsable del Vaticano, niegan haber cometido ningún delito.

Se enfrentan a acusaciones que incluyen extorsión, abuso de poder, fraude y blanqueo de dinero.

El pasado mes de enero, el Vaticano firmó un contrato para vender el edificio, abandonando definitivamente una empresa que, según el tribunal, supuso una pérdida de 217 millones de euros.

(Información de Philip Pullella; editado en español por Benjamín Mejías Valencia)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.