El Vaticano perderá US$ 135 millones de sus fieles por la venta de un palacio en Londres

·2  min de lectura
El Vaticano sufrirá una pérdida millonaria por la venta de un edificio en Sloane Avenue, Londres
Google street vi

CIUDAD DEL VATICANO.- La Santa Sede sufrirá una pérdida de 100 millones de libras esterlinas (unos 135 millones de dólares), principalmente del Óbolo de San Pedro, los fondos recaudados de donaciones que realizan los fieles de todo el mundo para los pobres, por la venta de un polémico edificio de lujo ubicado en la ciudad de Londres.

Según el diario Financial Times, que cita fuentes no identificadas, el Vaticano está por concluir la venta del inmueble al grupo privado administrador de activos financieros, Bain Capital, por aproximadamente 200 millones de libras (270 millones de dólares).

Los magistrados del Tribunal de Oltretevere afirmaron que entre 2014 y 2018 altos funcionarios del Vaticano invirtieron un total de 350 millones de euros en el edificio londinense, ubicado en el barrio de Knightsbridge.

Con la venta, cobrarían 100 millones de libras menos (unos 135 millones de dólares) de lo que pagó para adquirirlo en 2014.

Los fiscales del Vaticano argumentan que el dinero invertido en edificios y otras inversiones provino de Peter’s Pence, al que cada año fluyen ofrendas de católicos de todo el mundo, como ayuda para los más necesitados pero también para el funcionamiento del aparato vaticano.

Escándalo

“El edificio londinense, que en determinado momento debía ser transformado en un condominio de lujo, está en el centro de un escándalo que obligó a la Santa Sede a replantearse por completo la gestión de sus finanzas”, indicó el diario.

El papa Francisco saluda durante la plegaria del Angelus desde la ventana de su estudio con vistas a la Plaza de San Pedro, en el Vaticano, el domingo 7 de noviembre de 2021
El papa Francisco saluda durante la plegaria del Angelus desde la ventana de su estudio con vistas a la Plaza de San Pedro, en el Vaticano, el domingo 7 de noviembre de 2021


El papa Francisco saluda durante la plegaria del Angelus desde la ventana de su estudio con vistas a la Plaza de San Pedro, en el Vaticano, el domingo 7 de noviembre de 2021

Además, el papa Francisco transfirió definitivamente a APSA (Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica) la administración de los bienes y fondos que, incluso después de la reforma, habían quedado en manos de la Secretaría de Estado.

La compra del edificio está envuelta en un juicio iniciado en julio por el tribunal penal del Vaticano, un escándalo que afecta la imagen de la Iglesia. En el mismo se imputa a prelados, incluido el cardenal Angelo Becciu, financistas internacionales como el exbanquero Raffaele Mincione y funcionarios de la Santa Sede.

Tras la audiencia del 6 de octubre, los abogados defensores se quejaron de que, entre “omisiones” y recortes arbitrarios en las inscripciones, en el plazo fijado para el 3 de noviembre pasado, el material depositado por los fiscales “está, por tanto, todavía incompleto”.

“Una vez más - constataron los abogados - los defensores y la propia Corte no estarán en condiciones de tener acceso a todo el material adquirido durante las investigaciones, que la Corte ordenó depositar reiteradamente al promotor”, cuestionaron.

Agencias AFP y ANSA

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.