Varsovia afronta una nueva jornada de protestas con casos récord de la covid

Agencia EFE
·2  min de lectura

Varsovia, 30 oct (EFE).- Varsovia se prepara este viernes para una nueva jornada de protestas contra las limitaciones al aborto y que se prevé sean las más masivas desde la declaración del estado de pandemia mientras se alcanzó un nuevo récord de nuevos contagios de covid-19.

Las autoridades anunciaron hoy un récord de nuevos casos, 21.629 en total, así como 202 muertos en las últimas veinticuatro horas, apartado que el jueves había alcanzado los 301.

Las manifestaciones previstas para este viernes en la capital polaca tendrán lugar a pesar de los llamamientos de las autoridades para abstenerse de llevar a cabo protestas.

Medios polacos informaron de que la fiscalía del Estado ha distribuido instrucciones según las cuales se recuerda que los organizadores de las protestas podrían ser denunciados por poner en peligro la salud al convocar manifestaciones en la situación actual.

La fiscalía recuerda en esa nota a la que aluden los medios polacos que las penas previstas en esos casos van de los seis meses hasta los 8 años de prisión.

El primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, ha pedido igualmente a los manifestantes que centren en él su descontento pero que no pongan en peligro a sus familiares de los grupos de riesgo por participar en actos públicos donde podrían contagiarse y transmitir la enfermedad.

Desde la decisión del Tribunal Constitucional de limitar el aborto solo a los casos de violación y peligro para la salud de la madre, excluyendo de la lista las malformaciones del feto, Polonia está viviendo las mayores protestas desde 1989.

Según datos de la Policía han participado por todo el país unas 430.000 personas en un total de 410 actos de protesta. Con las convocadas hoy se espera alcanzar y superar la cifra de medio millón de personas.

Es la tercera protesta importante en lo que va de semana en Varsovia: el lunes se cortaron las principales calles del centro de la ciudad provocando el colapso circulatorio por varias horas y el miércoles fue el turno de una huelga general femenina, con una participación desigual.

Sin embargo el centro de la ciudad fue testigo de la participación de varios miles de personas y este viernes el llamamiento incluye el lema a "tomar Varsovia".

Las autoridades han desplegado miembros de la policía militar para ayudar a la policía a mantener el orden; varios grupos de extrema derecha han creado una iniciativa denominada "straz narodowa" (guardia nacional) para proteger las iglesias y contribuir a mantener el orden público.

La jornada matutina se vive con aparente normalidad pero para la tarde hay temor a que se produzcan enfrentamientos entre los manifestantes y las fuerzas del orden por un lado, con la presencia también de grupos de extrema derecha. EFE

pg-jam/jgb

(c) Agencia EFE