Varner, líder del Colonial, 1 golpe encima de Spieth

DOUG FERGUSON
Harold Varner III hace su tiro de salida rumbo al hoyo 11 en la segunda ronda del Charles Schwab Challenge en el club Colonial de Fort Worth, Texas, el viernes 12 de junio de 2020 (AP Foto/David J. Phillip)

FORT WORTH, Texas (AP) — Harold Varner III se hizo de un lugar en la historia de la Gira de la PGA, tras un triple bogey

Jordan Spieth logró su marcador más bajo tras 36 hoyos en cuatro años. Rory McIlroy entregó una tarjeta de 63 golpes, con un bogey en su último hoyo. El grupo más competitivo de golfistas en lo que va de una temporada afectada por la pandemia dejó un panorama interesante en la tabla de líderes del Charles Schwab Challenge.

Y aunque el mexicano Abraham Ancer cayó del tercer peldaño, se ubica a cinco golpes de la punta.

No es raro entonces que un espectador haya tratado de colarse en el club Colonial. Había mucho que ver el viernes.

Ese hombre no tuvo oportunidad de apreciar tanto, antes de que las autoridades del campo notaran su presencia sin necesidad de hacer un trabajo detectivesco. El sujeto vestía pantaloncillos, una camiseta negra y no portaba credencial.

Se le ordenó que se marchara.

“Desde hace mucho tiempo, éste es un campo de golf que siempre permite a los mejores jugadores subir a la cima”, dijo McIlroy, quien se ubicó dos golpes detrás del líder Varner, de cara al fin de semana. "Debes tener el control total de tu juego, atinar a los fairways ya los greens, convertir algunos putts. Sí, la tabla de líderes acá te dice quién es quién en el golf ahora. Me gusta estar en ese grupo.

Si la primera ronda del Charles Schwab Challenge fue como el día inicial de clases en la escuela, la segunda mostró lo rápido que los golfistas pueden adaptarse a un ambiente silencioso, en momentos en que la Gira de la PGA retoma su campaña cortada por la pandemia de COVID-19.

Pero esto no fue un regreso a la normalidad. Algunos de los 81 jugadores que no pasaron el corte y que están en la lista de pasajeros de un vuelo fletado a Hilton Head, tendrán que esperar más tiempo. Todos los viajantes en ese vuelo serán sometidos el sábado a pruebas de coronavirus.

Y todavía no hay público. Así, el ambiente en el club Colonial se asemeja al de una biblioteca.

Aunque los jugadores se están habituando a que la reacción ante los eagles y birdies sea un silencio sepulcral, habrá que ver la dimensión que adquiere esto durante las instancias decisivas del certamen.

El primer tiro de salida de Varner, hacia el hoyo 10, se desvió en direccion de un puente, lo cual le ameritó una sanción de un golpe. Eventualmente incurrió en el triple bogey.

Sin embargo, reaccionó con ocho birdies que inscribieron su nombre en los libros de récords, con una tarjeta de 66 impactos.

Desde 2003, cuando comenzó a utilizarse el sistema de medición de los golpes ShotLink, éste fue el marcador más bajo que haya logrado en la Gira de la PGA un jugador que comenzó su ronda con un triple bogey. Varner se colocó en un acumulado de 129 golpes, 11 bajo par, el menor en su carrera luego de dos rondas.

“No fue el comienzo que yo quería, pero esto es simplemente parte del golf”, dijo Varner. “Si yo hubiera cometido el triple bogey en el último hoyo, el resultado habría sido el mismo. Es una gran oportunidad para el fin de semana”.

Varner, uno de los cuatro jugadores de raíces negras en la Gira de la PGA, estaba en el gimnasio el jueves, durante el minuto de silencio que se guarda cada día a las 8:46 de la mañana, como un homenaje a George Floyd, en una época de reflexión sobre la injusticia racial.

Tras la segunda jornada, Varner tiene una ventaja de un golpe sobre Spieth y Bryson DeChambeau.

Ancer se ubicó en un total de 134 golpes, seis bajo par. Su mejor desempeño llegó con un eagle en el hoyo 1, gracias a un putt de unos ocho metros.

Pese a todo, cayó de ese tercer puesto en el que se había colocado tras la primera ronda.

Peor le fue al venezolano Jonathan Vegas, quien compartió peldaño con el mexicano el jueves y se derrumbó el viernes. Se ubicó en el último sitio que permitía pasar el corte, con una ronda de 74 golpes y un acumulado de 138, dos debajo del par.