Variantes de la covid en Nueva York impiden descenso del índice de infección

Agencia EFE
·2  min de lectura

Nueva York, 12 abr (EFE News).- La alta presencia en la ciudad Nueva York de las variaciones neoyorquina y británica del virus SARS-CoV-2, causante de la covid-19, es una de las causas que ha impedido el descenso del índice de infección, según un comunicado de la Consejería de Salud.

Según un estudio, las variantes del virus consideradas "preocupantes o de interés" debido a su mayor facilidad de transmisión o a sus síntomas más graves pasaron de constituir el 10 % de los casos en enero a representar el 70 % de los contagios en marzo.

"Esto sugiere que la propagación de variantes específicas, potencialmente debido a su mayor riesgo de contagio, es una de las razones por las que los casos de COVID-19 en Nueva York permanecen en un nivel alto de entre 3.000 y 4.000 nuevos casos cada día", agrega el comunicado.

El alcalde de la ciudad, Bill de Blasio, informó este lunes de que el número de casos positivos de este domingo había sido de 2.773 y que la media de positividad de los últimos días se situaba en un 5,27 %.

La variante de SARS-CoV-2 más extendida en la ciudad es la B.1.526, también conocida como la neoyorquina, y considerada por las autoridades sanitarias locales como "de interés", seguida de lejos por la B.1.1.7 o británica, que cuenta con la calificación de "preocupante".

Un mapa que acompaña la nota muestra cómo la variante local está extendida por los cinco distritos de la urbe y que tiene una incidencia especial en El Bronx y en partes de Queens.

Por su parte, la variante del Reino Unido también se encuentra en los cinco grandes distritos, aunque su incidencia es mucho menor. Su presencia es mayor en el sur del Bronx, en el este de Queens y en oeste de Staten Island.

La nota también menciona la variante brasileña (P.1), clasificada también como "preocupante", de la que dice que aunque ha sido recientemente detectada en la ciudad "actualmente tiene una baja prevalencia, aunque está en aumento".

El comunicado recuerda que la variante británica es más transmisible y puede causar que la enfermedad sea más grave, pero aclara que como ocurre con la neoyorquina "no hay evidencias, hasta la fecha, de que (ninguna de las dos) reduzca la efectividad de la vacuna".

En cuanto a la variante P.1 o brasileña, la nota señala que hay "algunas evidencias" de que puede favorecer la "evasión de la inmunidad, tanto para las personas que previamente tenían covid-19 como para las personas completamente vacunadas".

La publicación de este informe coincide con el anuncio de las autoridades estatales de que cerca del 25 por ciento de la población de Nueva York está totalmente vacunada.

(c) Agencia EFE