La “variante del virus más mutada” hallada en Tanzania alarma a los científicos

·2  min de lectura
Los estudiantes en Tanzania utilizan barbijos y mantienen la distancia para protegerse del coronavirus
Los estudiantes en Tanzania utilizan barbijos y mantienen la distancia para protegerse del coronavirus

JOHANNESBURGO.- Los Centros de África para el Control y la Prevención de Enfermedades (África CDC), dependientes de la Unión Africana (UA), aseguraron este jueves que han detectado una nueva variante del coronavirus en un viajero llegado a Angola desde Tanzania y han apuntado a la dificultad de trazar la situación debido a que el país no comparte datos sobre la pandemia desde mayo de 2020.

El director del organismo, John Nkengasong, señaló en una videoconferencia que no sabe cuan extendida está esta variante y agregó que los África CDC “están trabajando” para analizar la situación.

Vacuna contra el coronavirus: cuánto dura la inmunidad de la dosis de Pfizer

Los científicos de Tanzania piden al gobierno un mayor monitoreo tras detectar la “variante más mutada jamás encontrada” en varios viajeros del país. Un informe presentado a la Organización Mundial de la Salud (OMS) y organismos regionales muestra que esta variante tiene 10 mutaciones más que cualquier otra, según Tulio de Oliveira, director de Krisp, un instituto científico que realiza pruebas genéticas para 10 países africanos.

Krisp ya descubrió el año pasado la variante sudafricana que disparó los contagios en el país y demostró ser más infecciosa y capaz de escapar a los anticuerpos. De momento, no está claro si esta nueva variante, encontrada en viajeros que habían llegado a Angola desde Tanzania, es más infecciosa o grave que otras. “Es potencialmente de interés”, dijo De Oliveira a la agencia Bloomberg.

Asimismo, Nkengasong confirmó que las autoridades de Tanzania “reiniciaron la entrega de información la semana pasada”, si bien por el momento no se han recopilado datos publicables. “Estamos en contacto con las autoridades para ver si podemos ofrecer apoyo técnico”, ha señalado.

El reinicio de la entrega de datos llega después de que Samia Suluhu Hassan tomara posesión como presidenta del país tras el fallecimiento de John Magufuli, suceso achacado a un problema cardiaco, en medio de las especulaciones sobre la posibilidad de que se hubiera contagiado de coronavirus.

Magufuli aseguró durante meses que el país no cuenta con casos y recomendó rezar y remedios de nula eficacia, si bien finalmente el 21 de febrero pidió a la población que use mascarilla, días después de la muerte del vicepresidente del archipiélago de Zanzíbar, Maalim Seif Sharif Hamad, tras dar positivo por Covid-19.

El propio Magufuli se pronunció a finales de enero contra la vacunación frente al coronavirus y dijo que “las vacunas son peligrosas”. “Si el hombre blanco fuera capaz de crear vacunas debió haber encontrado una para el sida, para la tuberculosis, para la malaria, para el cáncer”, dijo.

Agencia DPA