¿Por qué la variante inglesa podría ser más mortal?

Kelly MACNAMARA
·3  min de lectura
Un paciente recibe una inyección de la vacuna contra el covid-19 de Oxford/AstraZeneca en el centro de vacunación de Brighton, en el sur de Inglaterra, el 26 de enero de 2021

El anuncio del gobierno británico de que la variante inglesa del coronavirus podría ser más mortal además de más transmisible acentúa la preocupación acerca de esta cepa que se propaga en decenas de países.

Los resultados científicos disponibles hasta ahora apuntaban a que esta variante era más contagiosa (+ 50-70% que el virus clásico). Pero Londres anunció el viernes que además podía ser un 30-40% más mortal, si bien los datos todavía debían confirmarse.

- ¿Qué cambió? -

Sendos estudios de la London School of Hygiene and Tropical Medicine (LSHTM) y del Imperial College de Londres cotejaron los datos de casos positivos detectados fuera del hospital con los datos de mortalidad. Ambos concluyeron que las posibilidades de morir debido a la variante llamada B.1.1.7 y VOC 202012/01 eran un 30% superior.

Otros estudios de la Universidad de Exeter y de la Public Health England, la agencia de salud pública inglesa, sugirieron un riesgo todavía más elevado.

Estos datos llevaron al NERVTAG, el grupo científico que asesora al gobierno británico, a afirmar que había una "posibilidad realista" de que esta variante fuera más mortal.

"Desgraciadamente, parece que este virus es ambas cosas", más contagioso y quizás más mortal, resumió el lunes John Edmunds, de la LSHTM. "La situación desgraciadamente se agrava de verdad".

- ¿Son fiables los datos ? -

Pero pesan algunas incógnitas sobre estos estudios, puesto que se basan en los casos positivos fuera del hospital, mientras que la mayoría de enfermos que luego fallecen son diagnosticados positivos en estos establecimientos, según Edmunds. Y los datos hospitalarios todavía no están disponibles.

Los estudios además solo cubren 8% del total de muertes en un periodo determinado y los resultados podrían "no ser representativos sobre el conjunto de la población", según el NERVTAG.

- ¿Por qué más mortal? -

Las primeras hipótesis sugieren que la mayor mortalidad estaría provocada por las mismas mutaciones del virus que provocan una mayor contagiosidad.

En particular, se trataría de una mutación sobre la espícula del virus, que le permite penetrar en las células humanas.

"Si es capaz de extenderse más rápidamente en los pulmones, esto podría acelerar la progresión de la enfermedad y de la inflamación", explicó Peter Horby, al frente del NERVTAG y especialista en enfermedades infecciosas emergentes de la Universidad de Oxford.

"El virus quizás no evolucionó para ser más mortal en si, sino para desarrollarse más rápidamente o mejor", indicó por su lado a la AFP Bjorn Meyer, virólogo del Instituto Pasteur de París.

- ¿Afecta a los tratamientos? -

No hay "ninguna prueba" de que los tratamientos sean menos eficaces contra la variante inglesa, según Horby, responsable del vasto ensayo clínico Recovery, que recomendó la dexametasona, un corticoide, contra las formas graves de covid.

Los corticoides "deberían funcionar de la misma forma porque no actúan sobre el virus, sino sobre la respuesta" del organismo, aseguró.

En cuanto a las vacunas, los primeros elementos son alentadores.

Según resultados preliminares de investigadores de universidades británicas y holandesas, los anticuerpos de pacientes que se curaron naturalmente del covid-19 son capaces de neutralizar la variante inglesa, lo que indica que las vacunas también son eficaces.

Los fabricantes Pfizer/BioNTech y Moderna, basándose igualmente en estudios preliminares, aseguraron también que sus vacunas funcionan contra esta variante.

- ¿Más débil? -

Los científicos alertan contra la idea de que si el virus se vuelve más contagioso esto implica a la fuerza que se debilite.

No hay motivos para que "se vuelva menos grave", indica a la AFP Emma Hocroft, epidemióloga de la Universidad de Berna, recordando que virus como el del sarampión y el VIH no se volvieron menos peligrosos pese a su propagación.

"Desde luego, no se ha convertido en un virus más benigno", afirmó por su parte Graham Medley, de la LSTHM.

klm-abd/app/mb