“Variante india”: el gobierno de Modi presiona a las redes sociales para suprimir la expresión

·3  min de lectura
La policía implementa un control vehicular en Bengala Occidental para contener la circulación en medio de la pandemia
DIPTENDU DUTTA

NUEVA DELHI.- El gobierno de la India ordenó a las redes sociales que eliminen contenidos que incluyan la expresión “variante india” del coronavirus, como se la conoce en el mundo y a la que se considera capaz de una peligrosa velocidad de contagio muy superior a la original.

La variante B.1.617 fue detectada en la India el año pasado por primera vez, y se le atribuye en gran parte la devastadora oleada de Covid-19 que azota a países del sur de Asia en estas últimas semanas. Además, se extendió a Gran Bretaña y al menos a otros 43 países, donde la expresión “variante india” se volvió una nomenclatura muy utilizada en los medios de comunicación y las redes sociales.

Coronavirus: ¿cómo funcionará el certificado Covid digital de la UE?

La orden del gobierno, enviada el viernes, destacó la sensibilidad del Poder Ejecutivo ante las acusaciones de que gestionó mal el aumento de nuevos casos. El Ministerio de Tecnologías de la Información exhortó a las plataformas de redes sociales que “eliminen todo contenido” que se refiera a la “variante india”.

Una trabajadora de la salud inocula a dos jóvenes en Nueva Delhi
GAGAN NAYAR


Una trabajadora de la salud inocula a dos jóvenes en Nueva Delhi (GAGAN NAYAR/)

“Tenemos conocimiento de que circula en línea una información falsa sobre una ‘variante india’ del coronavirus que se está extendiendo en otros países. Esto es completamente falso”, dice la circular.

El ministerio se refirió a llamados previos a frenar las “noticias falsas y la desinformación” sobre la pandemia en las redes sociales, como fundamento para lanzar esta orden. Y argumentó que la Organización Mundial de la Salud (OMS) no vinculó la variante B.1.617 con ningún país específico.

La OMS declaró la semana pasada que esta variante era una “preocupación global”, en tanto se extendía en todo el mundo. Varios países prohibieron o impusieron sin embargo severas restricciones a los viajeros procedentes de la India desde su aparición.

Muchos expertos sanitarios y gobiernos utilizan nombres de países para designar a las nuevas variantes del coronavirus que aparecieron en Gran Bretaña, Brasil y Sudáfrica.

Incluso los funcionarios gubernamentales indios utilizan frecuentemente la expresión “variante británica”, desde que comenzó a extenderse por la India. Por contraste, salvo el expresidente estadounidense, Donald Trump, que estaba en campaña en varios frentes contra Pekín, nadie se refería al coronavirus original como “el virus chino”.

Coronavirus: por qué Uruguay vuelve a batir su récord de casos

El gobierno de derecha está bajo fuego por su gestión para contener la nueva oleada pandémica, donde la India hace frente a una grave y múltiple escasez de oxígeno, vacunas, camas de hospital y medicamentos. El mes pasado, el gobierno ordenó a las redes sociales Twitter y Facebook que eliminaran decenas de publicaciones en las que se criticaba el manejo de la crisis sanitaria por parte del primer ministro, Narendra Modi.

La India informó este sábado otros 257.000 casos nuevos y 4194 muertes en 24 horas, lo que lleva el total a 26,2 millones de contagios y 295.525 decesos. Casi el 50% de las muertes se registraron desde fines de marzo, cuando el aumento de casos comenzó a golpear al enorme país de 1300 millones de habitantes.

Entretanto, Nueva Delhi, la capital, suspendió la inoculación a personas menores de 45 años, tras haberse agotado de momento las vacunas.

Agencia AFP