Tres variadas propuestas europeas en el inicio del Festival Internacional de Buenos Aires

·4  min de lectura
En Dancing Buenos Aires la coreógrafa suiza Alexandra Bachzetsis junto a performers locales despliega su interés por trabajar sobre la gestualidad y ciertos movimientos corporales ligados con el universo cotidiano
Sergio-Santillan

Producciones originadas en España, Suiza e Italia marcaron el inicio del Festival Internacional de Buenos Aires (FIBA), que comenzó el viernes, durante su primer fin de semana de actividad y dentro de la grilla internacional. Se trata de tres propuestas muy diferentes que se divulgaron de manera virtual.

La compañía catalana José y sus hermanas estrenó el día de la apertura Explore el jardín de los Cárpatos, un trabajo que diseñaron durante la temporada 2020 a través de videoconferencias y que recién pasada la mitad del año pudieron terminar de construir cuando tuvieron la posibilidad de reunirse. Este es el tercer espectáculo del colectivo teatral. Ellos están formados en el Instituto de Teatro de Barcelona, donde comenzaron a desarrollar sus propuestas escénicas. La primera fue Los bancos regalan sandwicheras y chorizos, luego Arma de construcción masiva y ahora ésta que estrenaron a fines del año pasado y que llega a la Argentina a través de streaming.

Explore el jardín de los Cárpatos analiza la realidad de determinados hombres y mujeres frente a la necesidad que tienen de hacer turismo. Los personajes cuentan los días que les faltan para obtener sus vacaciones, fantasean con lo que harán en ese tiempo (que quizás será mucho más de los que hacen habitualmente), terminarán analizando la cantidad de horas que han viajado en un avión para concretar su objetivo o simplemente se dedicarán a ver su propio país, España, y reconocer como, en tiempos del franquismo, se puso el interés en promover el turismo en un territorio en el que parecería no haber otras posibilidades de desarrollo económico. “Gazpacho, turismo, ladrillos= España al cuadrado”, dice uno de los personajes femeninos.

El espectáculo catalán Explore el jardín de los Cárpatos analiza la realidad de hombres y mujeres frente a la necesidad que tienen de hacer turismo.
FIBA


El espectáculo catalán Explore el jardín de los Cárpatos analiza la realidad de hombres y mujeres frente a la necesidad que tienen de hacer turismo. (FIBA/)

Los integrantes de la compañía José y sus hermanas son Alejandro Curiel, Marta Díaz, Carolina Manero, Gemma Polo y Gloria Ribera. Ellos dan forma a esta propuesta de manera muy híbrida pero con resultados muy efectivos. Situaciones muy fragmentadas, pero intensas. Utilizan cámaras, pantallas, micrófonos, espejos, canciones, algunas coreografías. Muchos cambios de vestuario. Diseñan situaciones breves pero muy contundentes. Aún su juventud exponen un compromiso interesante con el teatro y a la vez con la realidad del país que habitan. Y lo hacen con un humor simple pero a la vez muy reflexivo y eso parece haberlos ayudado a conquistar un público joven que los sigue con mucho interés.

La jornada del viernes también permitió conectarse con la experiencia de la coreógrafa suiza Alexandra Bachzetsis y su espectáculo Dancing (Buenos Aires 2020). Una pieza que creó en 2009 y que ahora repuso con artistas argentinos con quienes ensayó de manera virtual y presencial. Se trata de un espectáculo de 23 minutos en el que la creadora demuestra su interés por trabajar sobre la gestualidad y ciertos movimientos corporales muy ligados con el universo cotidiano, un tema central en sus investigaciones coreográficas. Los bailarines/performers desplegaron un esquema corporal propio, individual, muy personal. Cada gesto, cada movimiento, respondió a esa personalidad autónoma y su relación con la música. Solo en algunos momentos la artista generó dúos o tríos donde ese esquema se repetía acorde a esa instancia en la que la repetición se torna obligada porque algo del sistema social lo impone.

La noche del sábado tuvo su espacio con lo que podríamos señalar como “el teatro más formal”. Bajo la dirección del italiano Antonio Latella se dio a conocer Ifigenia en Aulide, también vía streaming. El proyecto de este creador, un napolitano sumamente reconocido en su país y en Europa (director del área teatro de la Bienal de Venecia entre 2017 y 2020) que por primera vez se muestra en la Argentina, presentó Santa Estasi. Atridi: otro retrato de familia experiencia en la que trabaja sobre el conflicto de los Atridas, una familia maldecida por los dioses desde su origen.

El creador le propuso a un grupo de nuevos dramaturgos italianos que trabajaran sobre diferentes textos conectados con el tema y que serían representados, a la vez, por un grupo de actores jóvenes. Así surgieron ocho producciones que pueden verse, diariamente a las 19, a través de la página Vivamos Cultura del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Ellos son Elena, Agamenón, Electra, Oreste, Euménides, Ifigenia en Tauride y Crisótemis.

La primera de las experiencias fue Ifigenia en Aulide. Una muy respetuosa versión del texto de Eurípides pero trasladada a un tiempo contemporáneo en el que uno de los personajes plantea: “El héroe no existe, es inventado”. La trama se desarrolla en torno a un dispositivo escénico conformado por una larga mesa rodeada de sillas. En ellas se ubican los actores hasta el momento de integrarse a la acción. El espectáculo posee una notable intensidad. El director logra que sus intérpretes aborden el mundo concebido por Eurípides con severa rigurosidad. Desde lo corporal, desde lo psicológico, cada uno va mostrando con mucha integridad quién es y cuál es su derrotero dentro de la tragedia.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.