Vargas Llosa: "Liquidé Conversación en la Catedral para que no me liquidase"

Agencia EFE

Sevilla, 7 nov (EFE).- El Premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa ha asegurado hoy que su novela ‘Conversación en la Catedral’ se puede considerar su obra más completa, con el matiz de que “terminé liquidando la obra para que no me liquidase”.

En su intervención en el XVI Congreso de la Asociación de Academias de la Lengua Española (ASALE), que se celebra en Sevilla, donde ha participado junto al periodista Juan Cruz en una charla en la que ha reflexionado sobre los 50 años de ese libro, ha recordado que tuvo varias etapas, la primera de ellas la confusión, “hasta que di con la idea de una conversación como eje vertebrador de la historia”.

La segunda etapa, ha dicho, fue más fácil, “y se basó en eliminar adjetivos y adverbios, y la tercera fue cuando terminé de escribir y antes de mandarlo a edición me alejé de la obra para mirarla con otra óptica y ser capaz de discernir entre qué valía la pena dejar y qué convenía suprimir”.

Para él, todas sus obra tienen cabos sueltos, “pero esta es la que menos tiene, de ahí que se la defina como obra total”, aunque ha admitido que terminó liquidando la obra para que no la liquidase a él.

Ha asegurado que nunca tuvo la intención de que fuera una novela política, pero este componente se terminó colando de lleno en todos los rincones de la obra, “y, exageraciones aparte, refleja los distintos estados de ánimo con los que trabaja un escritor, como desolación cuando la palabra no expresa realmente la vida de esos personajes, que la desmoralización es enorme".

“Tramar una historia sentir una emoción de ponerme a trabajar, hacer fichas, esquemas, planear trabajo investigación en torno al mundo de la novela, escuchar a la gente, ver el paisaje, a los colores, es extraordinariamente estimulante y al mismo tiempo es un trabajo difícil en el que uno sufre gozando porque no dejas de gozar nunca”, ha señalado.

Ha recordado que el libro tuvo “críticas maravillosas”, como cuando la comparar con Cien años de soledad, La Iliada o La Divina Comedia, lo que ha denominado "típicas exageraciones latinoamericanas”.

(c) Agencia EFE