Varados. En dos semanas regresaron al país 154.000 argentinos, informó Solá

Laura Serra

El canciller Felipe Solá precisó que desde el 16 hasta el 31 del mes pasado regresaron al país, tanto por vía terrestre como aérea, un total de 154.000 argentinos que se encontraban varados en distintas partes del mundo por la pandemia de coronavirus. En los llamados "vuelos humanitarios" el Gobierno repatrió entre 60 mil y 70 mil personas, precisó el funcionario quien admitió, no obstante, que aún permanecen en el exterior 10.000 ciudadanos argentinos varados .

"Hoy la pandemia demanda el 90% de nuestro tiempo", enfatizó Solá ante los legisladores que integran la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara baja, presidida por Eduardo Valdés. Durante su exposición por videoconferencia, explicó que, cuando se desató el brote en la Argentina, dispuso que "todos los consulados de la Argentina en el mundo hicieran una lista de argentinos que querían volver", priorizando a "quienes tenían pasaje de vuelta". De todas maneras, indicó que el orden de urgencia "podía ser alterado" por los cónsules para atender en primer lugar a "los argentinos vulnerables, ya sea por edad, porque dependían de medicamentos o por otras razones".

Solá indicó que "esa lista fue muy cambiante" y que si bien "se fue desagotando" a medida que se realizaban los vuelos de repatriación, a su vez "se fue incrementando por dos razones: turistas que se dieron cuenta tarde de que estaban en problemas para volver y los argentinos que se quedaron sin trabajo por la pandemia", puntualmente "los jóvenes que hacen work and travel y el turismo barato de América del Sur".

El canciller recordó que en el caso de los argentinos que en ese momento salían de viaje "sabiendo que se iba a cerrar Ezeiza", esa decisión podía ser cuestionada desde lo "moral" pero no desde lo legal, ya que al inicio de la declaración de la pandemia "era legal irse".

"Han vuelto al país entre 60 y 70 mil personas después del 17 de marzo, con vuelos humanitarios", precisó Solá, quien indicó que estos vuelos demandaron un costo al Estado de U$S 1.170.000.

"Al principio los vuelos humanitarios entraban a razón de 40 o 50 por día, casi parecido a un día regular en Ezeiza", agregó el funcionario, y sostuvo que esa cantidad bajó cuando comenzó a intervenir el Ministerio de Salud, que "empezó a ajustar el modelo de seguridad sanitaria", a lo que se sumaron "los procedimientos de la Policía de Seguridad Aeroportuaria y la logística". Como resultado, al día de hoy circulan alrededor de 300 personas por día en Ezeiza, puntualizó.

"Esta Cancillería hizo un enorme esfuerzo por contener y humanizar la relación" con los varados, destacó Solá, y comentó: "Tengo alrededor de 50 contactos de personas que se comunican directamente conmigo".

Solá indicó que una de sus prioridades es repatriar a los argentinos varados en Ecuador, donde se la pandemia causa estragos, y Perú. "Madrid es un tema serio, asusta al Ministerio de Salud", admitió el canciller, quien indicó que se impuso un protocolo especial para los argentinos varados allí.