Varados en Mazatlán, turistas de Guanajuato por detención de Ovidio

LEÓN, Gto., enero 5 (EL UNIVERSAL).- De la noche a la mañana, la incertidumbre se apoderó de un grupo de turistas guanajuatenses que se encuentran varados en Mazatlán, Sinaloa, ante la violencia derivada por la detención de Ovidio Guzmán López.

Este jueves, cuando concluían su plan de vacaciones, al menos 200 personas preparaban sus maletas para retornar a la ciudad de León cuando fueron alertados sobre el riesgo de transitar en las carreteras de aquella entidad por los tiroteos, bloqueos y vehículos incendiados.

Tony, encargada de una agencia de viajes, en entrevista telefónica, comentó que a través de una operadora de turismo les indicaron del peligro de salir y que tenían que esperar a que las autoridades de Seguridad Pública les indiquen en qué momento podrán partir sin riesgo.

"Nos dicen que todavía no hay condiciones de seguridad en las carreteras, que algunos que iban en trayecto fueron quemados y a la gente la bajaron, otros que venían para ver el partido de fútbol del equipo León, que sería mañana, porque se canceló, se quedaron varados en carretera; todo está todavía muy feo".

La promotora comentó que las tiendas de autoservicio y muchos locales no están en servicio. "Casi todo está cerrado, unas cuantas tiendas Oxxo, que se están quedando con los anaqueles vacíos, hay poco lugar para acudir a comer… Fue un día muy ajetreado, muy presionado", lamentó.

Juan, también vacacionista, dijo que los camiones (de transporte foráneo) están resguardados en una base privada y otros en la central. Dijo sentirse inquieto por la situación, pero "es mejor esperar a que se calmen las cosas para volver a casa".

Comentó que pese a la situación de violencia, en el hotel donde se hospedaban les indicaron que debían desocupar las habitaciones, "y lo mismo les ocurrió a otros turistas", por lo que tuvieron que abordar su autobús para que los llevaran a la terminal.

Algunas personas se quedarán a dormir a bordo de los camiones, pero no tienen recursos suficientes para pagar hospedaje; otras a través de sus guías consiguieron habitaciones sin alimentos. Los hoteleros se muestran insensibles, se niegan a hacer descuentos, pese a que estamos forzados a seguir aquí por la inseguridad, comentó.

Dijo que se pidió a los hoteleros que consideraran la situación y dieran un precio especial por una noche más, pero no quisieron.

El leonés agregó que ni las autoridades de Sinaloa se han ocupado de ver la situación por la que pasan los turistas ni tampoco han tenido contacto con el titular de Turismo de Guanajuato.

"En cuanto nos den la indicación de salir, mañana en la mañana, esperemos, pues ya nos regresamos", indicó.