Los vaqueros 'pijos' Buenos Liberto arrasaron en España gracias a un error de traducción

·2  min de lectura
Vía Buenos Liberto
Vía Buenos Liberto

Hubo un tiempo en que los pantalones vaqueros Buenos Liberto fueron todo un emblema de la juventud pudiente de España. El característico logo del indio se codeaba con marcas como Levi’s o Lois y arrasaba en ventas en El Corte Inglés, adquiriendo rápidamente el calificativo de vaqueros para 'pijos'.

La firma cosechó un enorme éxito, entre otras cosas, por ser la primera en introducir en España el lavado a piedra para darles una apariencia desgastada. Sin embargo, otro elemento menos conocido tiene que ver con una divertida confusión que determinó su nombre y se convirtió en un factor distintivo.

El clásico logo del indio arrasó en España en los años 80 y 90
El clásico logo del indio arrasó en España en los años 80 y 90

El origen de Liberto se encuentra en Francia y fue en 1985 cuando el joven empresario Santiago Carreró, propietario de una marca local de vaqueros llamada Zeppelin, obtuvo la licencia de la firma gala para comenzar a fabricarlos en España.

Un simpático error de traducción cambiaría el destino de los Liberto españoles. Y es que, según cuenta el ex-director comercial de la marca Toni García, en las cajas ponía safety goods Liberto (“mercancías seguras Liberto”), indicación que fue erróneamente traducida como “Buenos Liberto” al confundir "goods" (mercancías) con "good" (bueno).

Esta metedura de pata acabó resultando providencial, ya que sirvió para diferenciar a los auténticos Buenos Liberto españoles de la multitud de imitaciones que brotaron a la sombra de su éxito y que llegaban del país vecino.

Los Buenos Liberto se vendieron como churros desde los años 80 hasta principios del siglo XXI, pero la marca fue envejeciendo y decayendo progresivamente. En 2006 la compañía cerró su última fábrica y entró en la lista de morosos del fisco, con una deuda de más de un millón de euros a Hacienda. Ocho años más tarde la empresa regresó al mercado online y aún es posible hacerse con sus prendas en algunas plataformas, aunque su presencia en España es muy limitada. Atrás quedaron los años de gloria del indio más famoso de los armarios 'pijos', relegados hoy a la nostalgia de los millennials.

VÍDEO | Este vídeo demuestra que hemos estado colgando mal la ropa toda nuestra vida

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.