Vandalizan la oficina de Turismo de El Bolsón en rechazo al desalojo de tierras ocupadas por mapuches

·2  min de lectura
Vandalismo en la Ofina de Turismo de El Bolsón
Vandalismo en la Ofina de Turismo de El Bolsón

Un grupo de manifestantes vandalizó este jueves la oficina de Turismo de El Bolsón e hizo pintadas en las que amenazan que si desalojan el predio ocupado en Cuesta del Ternero “chau turismo”, tal como confirmaron a LA NACION fuentes del Gobierno de Río Negro.

Los agresores ingresaron encapuchados
Los agresores ingresaron encapuchados


Los agresores ingresaron encapuchados

En el interior de la oficina, los activistas mapuches también escribieron: “Rocco asesino, Pogliano cómplice, Elías presente”.

Rolando Rocco es el dueño fiscal del terreno que la comunidad Quemquemtreu ocupa desde el 18 de septiembre en Cuesta del Ternero, a 30 km de El Bolsón.

Las pintadas también hacen referencia al intendente de esa localidad, Bruno Pogliano, y a Elías Garay (29), que fue asesinado el 21 de noviembre.

Vandalismo en la Oficina de Turismo de El Bolsón
Vandalismo en la Oficina de Turismo de El Bolsón


Vandalismo en la Oficina de Turismo de El Bolsón

La defensa de la comunidad mapuche había pedido que se suspenda la orden de desalojo de cuatro integrantes que dispuso el juez de Garantías, Ricardo Calcagno, el 16 de diciembre.

Este lunes, durante una audiencia virtual el juez Gregor Joos había decidido postergar el desalojo y disponer 48 horas para que las partes -fiscalía, querella y defensoría- avanzaran en una instancia de diálogo para encontrar una solución alternativa al conflicto.

Sin embargo, vencido ese plazo y tras no conseguir un acuerdo, el juez Joos decidió hoy rechazar el pedido de la defensa de la comunidad Quemquemtreu y mantener firme la orden de desalojo.

Según informaron desde Seguridad de la provincia de Río Negro, un grupo de personas que esperaba hoy frente a la Fiscalía la decisión del juez, cruzó hacia la Oficina de Turismo de El Bolsón, que se encontraba abierta a los turistas y con sus empleados trabajando.

La amenaza

“Unas ocho personas ingresaron por la fuerza con los rostros tapados y, enseguida, quienes estaban trabajando se retiraron del lugar. Afuera había entre 30 y 35 personas del mismo grupo”, informaron. Finalmente, un comisario consiguió persuadir a los manifestantes de que abandonaran la oficina de Turismo.

Además, falta un equipo de comunicación que se utiliza para contactarse con los refugios de montaña. En el lugar de los hechos trabaja Criminalística.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.