"Valor comercial de patrimonio Sandoval-Ackerman es una especulación"

CIUDAD DE MÉXICO, junio 19 (EL UNIVERSAL).- La Secretaría de la Función Pública afirmó en un comunicado que ni durante, ni antes de su encargo, la titular de la dependencia, Irma Eréndira Sandoval, ha recibido como regalo o donación un terreno, como afirmó en un reportaje el periodista Carlos Loret de Mola.

"Su patrimonio es resultado tanto del trabajo profesional de ella y su esposo como de los bienes y recursos que han recibido en herencia y donación de familiares", afirma la dependencia, en relación a la información del columnista de EL UNIVERSAL de que el matrimonio Sandoval - Ackerman compró al contado cinco casas en nueve años, y recibió un terreno en regalo.

En la pieza periodística, Loret de Mola documenta que los inmuebles fueron adquiridos entre 2004 y 2013 por el matrimonio, siendo ambos académicos de la UNAM. Menciona además que a Sandoval le fue donado un terreno en el Pedregal de Santo Domingo en 2007, por parte del entonces gobierno del Distrito Federal.

La Función Pública afirma que el terreno señalado por Loret fue una regularización en agosto de 2007 de la casa "donde la secretaria creció con su familia en la colonia popular de Santo Domingo. Esta colonia es emblemática por sus luchas por el derecho a la vivienda y el terreno fue escriturado a su nombre por ser la mayor de los tres hermanos después del lamentable fallecimiento de su señor padre. Se pagaron todas las contribuciones y la regularización no fue un acto personalizado sino de aplicación general en beneficio de los habitantes de esta emblemática colonia popular de la Ciudad de México".

En su reportaje, Loret de Mola asegura que los valores expresados en la declaración patrimonial de la familia Sandoval - Ackerman son de más de 9 millones de pesos, cuando el valor comercial de sus seis inmuebles ronda en valor de mercado los 60 millones de pesos.

"Los supuestos valores actuales reportados en la prensa son falsos y producto de meras especulaciones. Los servidores públicos están obligados a informar el valor de adquisición de sus inmuebles, de conformidad con el instrumento jurídico que lo avale, sin la necesidad de declarar un especulativo valor comercial", afirma la comunicación de la dependencia.

Advierte además que la secretaria es integrante del gabinete de Seguridad, por lo que la difusión de su domicilio "constituye una grave violación a su privacidad que además pone en riesgo su integridad física y el desarrollo de sus responsabilidades públicas".

La publicación del reportaje provocó cuestionamientos en redes sociales al patrimonio de Sandoval, pieza clave en el combate a la corrupción del gobierno del presidente López Obrador.