El valor de la agricultura familiar

·2  min de lectura
El 95% de los vinos certificados como orgánicos a partir de los viñedos se exportan
Archivo

La ONU lanzó este año el “Decenio de la Agricultura Familiar”, con la intención de hacer hincapié en esta actividad para poner en marcha un plan de erradicación del hambre y la pobreza.

En la Argentina, el 75% de los productores son agricultores familiares, responsables del 25% de la producción total del país y del trabajo del 19% del área cultivable. Se trata de un actor económico y social fundamental para producir alimentos, promover el arraigo y combatir la pobreza.

Desde el Gobierno asumimos el compromiso de generar las condiciones propicias para que el trabajo de los agricultores familiares sea rentable, sostenible y genere desarrollo en los lugares donde viven y realizan su actividad. Así pusimos en marcha a las Mesas Territoriales, un ámbito para coordinar las acciones y establecer una agenda de prioridades provincia por provincia, consensuada por todos los actores del Estado -en sus tres niveles- que desarrollan políticas destinadas a la Agricultura Familiar.

Ya funcionan 19 mesas, de las que participan responsables de la secretaría de Agricultura Familiar, Coordinación y Desarrollo Territorial, del INTA, el Senasa, Cambio Rural, el ministerio de Desarrollo Social, la Secretaría de Trabajo, las universidades, el Banco Nación, y organismos provinciales y municipales.

En Mendoza, por ejemplo, desde la Mesa Territorial se identificaron unas 10.000 hectáreas de uva criolla sin valor enológico. Por eso, se decidió apoyar con instrumentos financieros y capacitaciones que permitan la reconversión varietal. Hasta el año pasado, se alcanzaron 428 productores que solicitaron créditos por $76.728.311.

La superficie de vid involucrada es de casi 3000 ha y se reconvertirán un total de 676 ha. Mientras tanto, desde la Mesa Territorial de Córdoba, se está implementando un plan piloto en sanidad y formalización en la producción de cerdos. Abarca a 750 productores, de un universo de 8700 pequeños productores a nivel provincial. Es decir, casi el 9%. Desde la mesa de Río Negro, se promovió la comercialización directa de manzanas del Alto Valle en las ferias barriales de la ciudad de Buenos Aires y mercados concentradores. Unos 1300 fruticultores llegan directamente al consumidor y consiguen mejorar en un 37% su rentabilidad.

Seguiremos generando condiciones propicias para que el trabajo agropecuario sea fructífero, rentable y sostenible, para que así el productor y su familia puedan vivir de su actividad.

El autor es secretario de Agricultura Familiar

Santiago Hardie

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.