Una valiente perra rescata a koalas amenazados por los incendios de Australia

LA NACION

Taylor es una perrita de solo cuatro años, pero en su corta vida ya se ha transformado en una ayudante fundamental para muchos bomberos y rescatistas que trabajan en los importantes incendios que afectan Australia.

Al grito de "¡Koala, encuentra!", esta springer spaniel inglesa es capaz de rastrear a estos marsupiales heridos a través del olor de su pelaje y excrementos.

"En condiciones ideales donde el aire está quieto, el olor del animal cae del árbol y Taylor puede olerlo, sentarse justo debajo de ellos y mostrarnos dónde están", dijo Ryan Tate, su entrenador, a la agencia Reuters.

Cuando Taylor encuentra un koala, es recompensada con una pelota de tenis o algo para comer. Varios de los especímenes hallados por ella fueron luego tratados en el Koala Hospital de Port Macquarie, una institución especializada que también está bajo amenaza por las llamas.

En Nueva Gales del Sur, las autoridades estiman que el fuego ya consumió el 30% de los bosques de eucaliptos, el hábitat natural de los koalas. El gobierno australiano ya tiene en marcha un programa de emergencia de 50 millones de dólares para salvar a esta especie.

En total, se calcula que los incendios mataron a 29 personas y cerca de 1000 millones de animales.