Valeria Cuevas lucha por extender el legado en el género vernáculo

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, octubre 3 (EL UNIVERSAL).- Valeria Cuevas es de cuna "ranchera", pero no por ello busca colgarse de lo hecho por su madre, la reconocida intérprete Aída Cuevas, pues ella hizo sus propias batallas por la música vernácula, y ahora a ella le toca extender el legado, en su propio camino.

En charla con El Gráfico, a Valeria se le menciona que las mujeres debieron luchar mucho por ser reconocidas en un género musical dominado completamente por los hombres.

"A mí me tocó ver esta parte de lo que tuvo que trabajar mi mamá para poder seguir con su sueño en este género. A mí me toca trabajar y honrar este legado que hizo ella y Lucha Reyes, doña Lola Beltrán y tantas intérpretes que dejaron una huella profunda en la canción", manifestó.

Sin embargo, dice que a ella le toca ver las cosas más fáciles, pues con las redes sociales se abrieron muchas puertas para la música.

De esta manera, Valeria se dio el tiempo y el espacio para definir muy bien su proyecto de vida y tras pasar por el modelaje, actuación, doblaje y conducción es que definitivamente la "sangre ranchera" llamó a la puerta.

Así dio a conocer su primer sencillo titulado "Las traicionada", escrito por su hermano, Diego Cuevas, en coautoría con Arturo de la Fuente, mientras que la producción corrió a cargo de su otro hermano, Rodrigo Cuevas.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.