Valentina, la niña de Macul que buscaba el “sueño americano”

·3  min de lectura

Valentina Orellana-Peralta, originaria de Chile, llegó a los Estados Unidos con su madre, Soledad Peralta, hace alrededor de 6 meses con la intención de visitar a su hermana mayor, de 30 años, que ya reside en el país, y de vivir el “sueño americano”.

Además de reunir a la familia para las fiestas de fin de año, la señora Peralta estaba tramitando la estancia en el país para lograr la residencia permanente. Según lo que la familia ha confirmado y diferente a lo que publicó la prensa, Valentina no estaba en Burlington para buscar un vestido de “quinceañera”, solo se preparaba para la cena de Nochebuena.

“Valentina y su hermana se amaban, eran muy unidas, y con su mamá estaban felices las tres: querían disfrutar juntas, en familia, así que compartían actividades como clases de zumba y además llevaban a Valentina a patinar, porque a ella le gustaba mucho”, afirmó Carolina Peralta, tía de la niña.

Su padre, Juan Pablo Orellana Larenas, empleado bancario en Chile, estaba aún en el país sudamericano vendiendo todo lo que poseían para en enero iniciar su vida en la Unión Americana. A pesar de no estar convencido de vivir en el país, buscaba una mejor vida para su hija.

“En Chile era una niña tímida, pero todo estaba resultando bien para ella en los Estados Unidos”, dijo Carolina en una entrevista para Los Angeles Times.

Chile, que recientemente pasó por elecciones presidenciales, ha vivido tiempos convulsos desde el 2011 cuando cientos de jóvenes tomaron las calles para exigir educación gratuita y mejores oportunidades de desarrollo. Uno de los líderes de esas protestas, Gabriel Boric, será el próximo presidente de la nación.

Valentina soñaba dejar atrás esa inestabilidad, la violencia y la injusticia para realizarse en “el país más seguro del mundo”, como decía ella, según narró su padre en conferencia de prensa; ya estaba inscrita en la escuela y tenía muy buenos resultados gracias a que aprendía el idioma rápidamente, además, era un poco más extrovertida y tenía confianza en sí misma. La reunión con su hermana le había hecho bien, según relató su tía a Los Angeles Times.

La pequeña nació y creció en Macul, un barrio vitivinícola de clase trabajadora de Santiago, la capital chilena con apenas poco más de 116 mil habitantes y un porcentaje de desempleo de casi el 40 por ciento. Su padre trabaja como empleado bancario, según narró Carolina.

Ben Crump, el abogado especialista en derechos civiles conocido como “fiscal general de los afroamericanos” y quien representó a la familia de George Floyd después de que fuera asesinado por un policía, dijo que Valentina había llegado a Estados Unidos con el sueño de estudiar ingeniería y construir robots que ayuden a la humanidad.

La muerte de Valentina

El 23 de diciembre, mientras Valentina y su madre se probaban ropa en Burlington, al norte de Hollywood, un hombre de comportamiento errático entró a la tienda y acosó a varias mujeres. En respuesta a la llamada al 911, cuatro agentes del LAPD (Departamento de Policía de Los Ángeles), armados con rifles de asalto, llegaron al lugar y, a pocos metros de distancia, le dispararon al atacante, que para ese momento estaba semidesnudo y desarmado. Uno de los tiros atravesó la pared del vestidor, en donde ambas estaban escondidas rezando, según relató Soledad, y mató a Valentina que falleció en los brazos de su madre.

La familia, asesorada por Ben Crump, busca demandar al departamento de policía, que hasta el momento no ha revelado los nombres de los agentes involucrados en el tiroteo o del que disparó el arma.

La familia ha dicho que no recibió apoyo suficiente de las autoridades chilenas y criticó fuertemente el actuar de la policía en la tienda de ropa, que recurrió a los disparos cuando se pudo haber detenido al atacante con fuerza física u otros elementos persuasivos, según han declarado la abuela y uno de los tíos de Valentina.

“No podemos entender por qué ocurrió eso, cómo ellos disparan y no hacen preguntas”, ha expresado Carolina en entrevista, según reporta Infobae.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.