Vagabundo ingresó a la base que alberga el Air Force One y deambuló por cinco horas

Oliver O'Connell
·2  min de lectura
<p>No se acercó al Air Force One, el avión dedicado al presidente, un Boeing 747 modificado.</p> (AFP via Getty Images)

No se acercó al Air Force One, el avión dedicado al presidente, un Boeing 747 modificado.

(AFP via Getty Images)

Un vagabundo que llevaba un sombrero con "orejas de ratón" pasó cinco horas deambulando por la base militar donde se guarda el avión del presidente de Estados Unidos a pesar de varias capas de seguridad.

El jueves, la Fuerza Aérea de los Estados Unidos admitió que el incidente ocurrió el 4 de febrero en la Base Conjunta Andrews, donde el intruso se dirigió a un avión de transporte C-40 en la pista.

No se acercó al Air Force One, el avión dedicado al presidente, un Boeing 747 modificado.

Situado justo al sur de Washington, DC, Andrews es desde donde vuelan el presidente y otros importantes funcionarios del gobierno estadounidense para asuntos del gobierno, además de ser el punto de llegada para los visitantes VIP y jefes de estado.

El hombre no identificado condujo hasta la base y pasó cinco horas allí, visitando un patio de comidas, la terminal VIP y otros lugares antes de que lo vieran, informa la AFP.

De alguna manera, su apariencia única, y el hecho de que no sabía dónde estaba, no llamó la atención antes.

Un informe muy redactado dice: "En su cabeza, tenía una gorra roja o rosa brillante que le cubría parcialmente las orejas y tenía bolitas distintivas en la parte superior que se parecían un poco a las orejas de un ratón".

Leer más: Fuerza Aérea informa que una persona ingresó ilegalmente a la Base Andrews previo a un viaje de Biden

El informe culpó a un guardia en la puerta principal que estaba distraído por problemas personales y obstruido por los protocolos COVID-19. El guardia dejó pasar al hombre a pesar de la falta de credenciales.

Pudo acceder a la pista debido a un mal funcionamiento de la puerta automática.

El hombre luego abordó el avión C-40 y fue visto por dos tripulaciones en entrenamiento, pero fue ignorado.

A su regreso a la terminal, su comportamiento sospechoso finalmente llamó la atención y fue arrestado por agentes de seguridad.

El inspector general de la Fuerza Aérea, Sami Said, dijo que el hombre nunca se acercó al Air Force One, que está estacionado en un lugar distante de la base y está protegido por capas de seguridad más intensas.

El informe concluyó que el hombre no tenía hogar, vivía en su automóvil y, a pesar de un extenso historial de arrestos, no mostraba intención de hacer daño.

Al ser interrogado, el hombre dijo que “vino a la base porque quería ver aviones”, dice el informe.

No se sabe si el hombre enfrentará cargos.

Relacionados

Nuevo avión supersónico podría volar de Londres a Nueva York en 90 minutos

La tripulación de un avión se encuentra con un “objeto cilíndrico” volando por encima de ellos

La oferta de México para vender el avión presidencial se extiende al tercer año