Las vacunas de Pfizer y Moderna tienen un 90% de efectividad tras segunda dosis, según un nuevo estudio

·2  min de lectura
Las vacunas para el Covid-19 desarrolladas por Pfizer/BioNTech y Moderna redujeron el riesgo de infección en un 80% dos semanas o más después de la primera de las dos inyecciones
Win Mcnamee

WASHINGTON.- Las vacunas Pfizer y Moderna contra el coronavirus tienen un 90% de efectividad a las dos semanas de la segunda inyección, según se demostró en un estudio entre casi 4000 trabajadores de la salud estadounidenses publicado el lunes.

Otra noticia alentadora es que la vacunación parcial, con una dosis de cualquiera de las dos vacunas, dio como resultado una protección del 80% contra la infección dos semanas después de la primera aplicación.

Bajo fuego por demoras en la compra de vacunas, renunció el canciller de Bolsonaro

El estudio realizado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) analizó la efectividad de las dos vacunas entre 3950 participantes en seis estados desde el 14 de diciembre hasta el 12 de marzo.

”Este estudio muestra que nuestros esfuerzos nacionales de vacunación están funcionando”, dijo la directora de los CDC, Rochelle Walensky.

”Las vacunas autorizadas de ARNm contra el Covid-19 proporcionaron una protección temprana y sustancial en el mundo real contra la infección para el personal de atención médica de nuestra nación, los de emergencias y otros trabajadores esenciales de primera línea”, señaló.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Estos resultados se suman a un creciente cuerpo de evidencia de que las vacunas no solo detienen la enfermedad sintomática, sino también la infección misma, lo que las convierte en una herramienta importante para frenar la propagación del virus.

El estudio, que incluyó médicos, enfermeras, emergencistas y otros trabajadores de la salud de Arizona, Florida, Minnesota, Oregón, Texas y Utah, continúa en curso. Los científicos buscarán secuenciar el virus en los casos de contagios pese a la vacunación para comprender mejor por qué.

Agencia AFP