Vacunas. Expectativas y dudas en el Gobierno por el envío de los Estados Unidos

·4  min de lectura
Alberto Fernández y Joe Biden
Alberto Fernández y Joe Biden

El Gobierno aún vive con mucha incertidumbre el anuncio que hicieron los Estados Unidos de una donación de seis millones de dosis para países de América Latina y el Caribe a través del mecanismo Covax. En la Casa Rosada solo saben que la Argentina formará parte del reparto, pero aún no tienen precisiones sobre cantidades o fechas de envío.

El Gobierno siempre apuntó a recibir un porcentaje de las más de 80 millones de dosis que la administración de Joe Biden tenía previsto distribuir. Hasta ahora lo que se conoce es que la Argentina será una de las naciones beneficiadas, pero que compartirá con otros países de la región un lote de solo seis millones de vacunas. Lo recibirá, además, de forma indirecta, a través de Covax.

Axel Kicillof elevó casi un 25% el padrón extranjero en la provincia de Buenos Aires

Cuando, a fines de mayo, el canciller Felipe Solá viajó a Quito (Ecuador) para la asunción de Guillermo Lasso, el funcionario mantuvo una reunión con la embajadora de los Estados Unidos ante la ONU, Linda Thomas- Greenfield, y con el consejero de Biden en temas de América Latina en el Consejo de Seguridad Nacional, Juan Sebastián González. Según pudo reconstruir LA NACION, en ese encuentro los funcionarios norteamericanos señalaron que aún estaban analizando cómo resolver la logística de la donación de las vacunas. Solá les dijo que la Argentina tenía los aviones listos y los recursos necesarios para ir a buscar las vacunas de forma directa, sin intermediarios. Sus interlocutores quedaron en analizar esa alternativa, pero el pedido finalmente no prosperó, y se impuso la opción de la triangulación vía Covax.

“Todo lo que reciba la Argentina es bienvenido, el único problema es que a través de Covax tarda más. Ellos ya saben que la Argentina está dispuesta a ir a buscar las vacunas y se comprometieron a evaluarlo”, señaló una fuente oficial al tanto de la negociación.

Pfizer, Moderna, Johnson & Johnson

Tal como publicó LA NACION, la donación inicial de los Estados Unidos incluiría a las vacunas de Pfizer y BioNTech, Moderna y Johnson & Johnson, las tres que se aplican a los ciudadanos de ese país. Más adelante está prevista también la donación de AstraZeneca, pero primero la Administración de Drogas y Alimentos (FDA, según sus siglas en inglés) debe finalizar una revisión de calidad de la vacuna.

Según los registros oficiales de la Anmat, Moderna aún no tiene iniciados los trámites de aprobación en el país y Janssen Cilag Farmacéutica SA presentó en diciembre de 2020 la documentación para el registro de la vacuna Janssen, como se conoce al producto de Johnson & Johnson. Aún está pendiente de aprobación.

Pfizer fue la primera vacuna aprobada por Anmat. Pero a pesar de eso (y aunque la Argentina participó activamente en los ensayos clínicos) el Gobierno no pudo cerrar un contrato por diferencias legales con el laboratorio, que siguen sin resolución, aún cuando en la Casa Rosada no dan por cerradas las negociaciones. Por esos escollos legales, tampoco pudo la Argentina recibir esta vacuna cuando fue ofrecida por Covax.

Candidaturas: los nombres que baraja el oficialismo y la carta de Scioli como un comodín

¿Qué ocurrirá entonces con las vacunas que los Estados Unidos le entregue a la Argentina vía Covax? Ayer en Casa Rosada hipotetizaban que, si hay problemas legales o de aprobación con un laboratorio, se podría suplir con otra farmacéutica. “Si el país no puede recibir la vacuna de un laboratorio, o bien por motivos legales, o bien por razones de aprobación, podría podría ocurrir que reciba más de otra vacuna -como Astrazeneca- y así se compense de la “bolsa” que tiene Covax para repartir”, dijo un importante portavoz oficial a LA NACION.

Eso ya ocurrió en el pasado con Pfizer. Esta semana, durante su alocución ante el Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales (CARI), el director de Covax para América Latina, Santiago Cornejo, había explicado que la Argentina tiene un sistema “opcional” con ese mecanismo. “Antes de firmar un acuerdo con cada compañía le damos la posibilidad al país de decidir si quiere que lo sumemos a la demanda en ese acuerdo. Si dice que no, no significa que reciben menos dosis, sino que no van a recibir ese candidato”, detalló.

Ayer en el Gobierno advertían: “Todavía no tenemos información oficial sobre el reparto que harán los Estados Unidos , solo se hizo un anuncio”. El embajador argentino ante los Estados Unidos, Jorge Argüello, también aguardaba detalles, como el resto de los embajadores de la región.

En principio, mañana Alberto Fernández participará de manera virtual en un foro con el presidente de la Federación Rusa, Vladimir Putin y se espera que ambos hagan alusión a la fabricación argentina de la vacuna Sputnik V.