Vacunas contra el Covid-19: el Papa pidió la suspensión temporaria de patentes y condenó el “virus del individualismo”

·3  min de lectura
papa Francisco
captura de video

ROMA.- El papa Francisco no sólo volvió a reclamar hoy vacunas para todos, especialmente los más vulnerables, como hizo ya en varias oportunidades, sino que, en un respaldo a la propuesta del presidente estadounidense, Joe Biden, que está haciendo discutir al mundo, también pidió “la suspensión temporaria de derechos de propiedad intelectual” de los fármacos anti-coronavirus.

En un videomensaje que envió a los participantes del “Vax Live: The Concert To Reunite The World”, concierto benéfico organizado por Global Citizen para sostener una campaña presidida por el príncipe Harry y Meghan Markle, duques de Sussex, para que haya una distribución global de las vacunas, Francisco reiteró su condena al “virus del individualismo”. Fustigó, además, las variantes de este virus, entre las cuales, el “nacionalismo cerrado” que impide un “internacionalismo de las vacunas”.

Por qué el país más vacunado del mundo sufre un aumento exponencial de casos de coronavirus

“Otra variante es cuando ponemos las leyes del mercado o de propiedad intelectual por sobre las leyes del amor y de la salud de la humanidad -denunció-. Otra variante es cuando creemos y fomentamos una economía enferma, que permite que unos pocos muy ricos, unos pocos muy ricos, posean más que todo el resto de la humanidad, y que modelos de producción y consumo destruyan el planeta, nuestra ‘Casa común’”.

En el videomensaje el exarzobispo de Buenos Aires, de 84 años, volvió a desplegar toda su sintonía con los jóvenes, así como sentido del humor porteño. De hecho, hablando en español, arrancó: “Queridos jóvenes en edad y en espíritu: reciban un cordial saludo de este viejo, que no baila ni canta como ustedes, pero que cree junto a ustedes que la injusticia y el mal no son invencibles”.

De no creer. Apogeo y gozosa caída del gran Meme Fernández. Por Carlos M. Reymundo Roberts

Como en otras ocasiones, el Papa recordó que todo está interconectado: “toda injusticia social, toda marginación de algunos en la pobreza o en la miseria incide también en el ambiente” porque “naturaleza y persona estamos unidos”. Y llamó a dejar atrás “nuestros individualismos y promover el bien común”, en un “espíritu de justicia que nos movilice para asegurar el acceso universal a la vacuna y la suspensión temporaria de derechos de propiedad intelectual; un espíritu de comunión que nos permita generar un modelo económico diferente, más inclusivo, justo, sustentable”.

“Evidentemente que estamos viviendo una crisis. La pandemia nos metió en crisis a todos, pero no se olviden que de una crisis no salimos igual: o salimos mejores o peores”, también advirtió. “El problema está en tener la inventiva para buscar caminos que sean mejores”, agregó.

Finalmente le rogó a Dios, “médico y salvador de todos, que conforte a los sufrientes y reciba en su reino a los que ya partieron”. “Y a este Dios también le pido por nosotros, peregrinos en la tierra, que nos conceda el don de una nueva fraternidad, una solidaridad universal, que podamos reconocer el bien y la belleza que sembró en cada uno de nosotros, para estrechar lazos de unidad, de proyectos comunes, de esperanzas compartidas. Gracias por el esfuerzo de ustedes, gracias por todo lo que van a hacer. Y les pido, por favor, que no se olviden de rezar por mí. Gracias”, concluyó.